Jueves, 20 de septiembre de 2018

El pantano de Santa Teresa registra en marzo la segunda mayor entrada de su historia durante ese mes

Las cifras confirman que la tendencia continuó en abril, con una aportación de 169 hectómetros cúbicos, la sexta más elevada desde su puesta en explotación en 1961

El pantano de Santa Teresa aliviando agua

El embalse de Santa Teresa, uno de los 18 propiedad del Estado que gestiona la Confederación  Hidrográfica del Duero, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura, contabilizó en marzo los segundos mayores registros de entrada de agua de ese mes de su  historia, hasta alcanzar los 375 hectómetros cúbicos, es decir, una media diaria de 12 hectómetros cúbicos o 12.000.000 metros cúbicos.

De esta manera, el embalse ha cumplido su función de mitigar los efectos del episodio de avenidas experimentado por el río Tormes durante ese mes, al regular su caudal. Las cifras de 2018 solo son superadas por las de marzo de 2001, cuando las entradas de agua fueron aún mayores, con 422 hectómetros cúbicos. Este volumen de aportaciones se originó por las intensas lluvias de ese mes, con 121 litros por metro cuadrado recogidos en la estación pluviométrica de la propia presa 448 litros desde el comienzo del actual año hidrológico el 1 de octubre-, y el inicio del deshielo en la cabecera del río, en la Sierra de Gredos.