Lunes, 20 de agosto de 2018

‘Gloria Canora. Una fantasía de zarzuela’, estreno en el Teatro Liceo

Un elenco de 30 cantantes líricos y actores, acompañados de la Banda Municipal de Música, dan vida al libreto original de José Ignacio Cotobal
En la imagen, José Ignacio Cotobal, Julio López y Mario Vercher, junto al cuadro de Gloria Canora.

Un gran elenco formado por 30 cantantes líricos y actores, junto con los integrantes de la Banda Municipal de Música de Salamanca, darán vida a ‘Gloria Canora. Una fantasía de zarzuela’, una producción de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes cuyo estreno absoluto acogerá este sábado el Teatro Liceo. Tal y como explicaron durante la presentación el concejal de Cultura, Julio López Revuelta, acompañado de Mario Vercher y José Ignacio Cotobal, autor del libreto original, Gloria Canora hace un recorrido por algunas de las romanzas más conocidas de la zarzuela.

El libreto cuenta la historia del viejo Teatro Gloria Canora. Cuando parece haber llegado a su fin, pasado y presente se mezclan y da lugar a diversas situaciones que se alternan con los números más célebres del repertorio de zarzuela: La revoltosa, El caserío, La tabernera del puerto, La Gran Vía, Luisa Fernanda, El huésped del sevillano, La del manojo de rosas, El barberillo de Lavapiés, El último romántico y La verbena de la Paloma.

El estreno está programado para este sábado, a las nueve de la noche. Las últimas entradas disponibles (10 y 12 euros) se pueden comprar en la taquilla del Liceo o en www.ciudaddecultura.org

Sinopsis

El teatro Gloria Canora lleva un año sin actividad, pero su idealista dueño, el actor retirado Amadeo, aún confía en reabrirlo y se resiste a venderlo a pesar de las cuantiosas deudas y de la generosa oferta de don Máximo, un constructor amigo de la infancia que pretende derribarlo para construir viviendas. Don Máximo acude al teatro con intención de cerrar un trato acompañado de Elisa, su eficiente secretaria, y de su hija Alba, una joven estudiante de canto cuya ilusión es que su padre valore su vocación. Mientras tanto, Benito, el fiel ayudante de Amadeo, intenta vender el piano y otros objetos procedentes de antiguas representaciones a todo el que entra en el edificio.

Por las noches, el teatro sigue vivo. Gabriel, el vigilante, tiene una particular relación de amistad con Guindaleta, Trabuquete y Candilejas, tres antiguos tramoyistas que rememoran la historia del teatro desde su reconstrucción después de la Guerra Civil por parte de don Remigio, padre de Amadeo, y su reapertura con la zarzuela Luisa Fernanda. Mezclando recuerdos y confundiendo datos, los fantasmas cuentan a Gabriel la historia de la famosa artista Gloria Canora, que dio nombre al teatro: su llegada a la ciudad acompañada por su asistenta Pilar y la rivalidad entre el tenor Riccardo Lariano y el pintor Felipe Ríos, que se disputan el amor de la cantante.

Y, en medio de todo, una misteriosa monja hace de las suyas...