Sábado, 7 de diciembre de 2019

Multados con más de 5.000 euros los estudiantes que protestaron contra Juncker en la USAL

Los cinco sancionados aseguran que recurrirán lo que consideran un “ataque a la libertad expresión” y han comenzado una campaña de recogida de firmas

Protesta contra el Honoris Causa de Juncker que le fue impuesto por la USAL

Los cinco estudiantes de la Universidad de Salamanca que el 9 de noviembre pasado protestaron la investidura del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, como Honoris Causa, han sido multados con un total de 3.005 euros por “alteración grave del orden público”, según ha dictaminado el juez.

Durante la ceremonia los estudiantes mostraron su rechazo al nombramiento al entender que se estaba premiando a “uno de los promotores de los recortes en educación a nivel europeo”.  Ante estos hechos, cinco jóvenes fueron detenidos por la seguridad del evento, permaneciendo durante más de dos horas en los baños del claustro.

Finalmente, la Policía emitió cinco actas de denuncia que la pasada semana se han materializado en otras tantas multas de  601 euros por estudiante, pues el juez estima que quebrantaron el artículo 36.1 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que establece como infracción grave: “La perturbación de la seguridad ciudadana en actos públicos, espectáculos deportivos o culturales, solemnidades y oficios religiosos u otras reuniones a las que asistan numerosas personas, cuando no sean constitutivas de infracción penal”.

Los estudiantes sancionados aseguran que recurrirán lo que consideran un “ataque a la libertad expresión”, por lo que han comenzado una campaña de denuncia en la plataforma Change.org, donde recogen firmas contra esta medida.

Además, reclaman a la Universidad de Salamanca que se posicione a su favor y condene lo ocurrido. Todo ello lo tratarán en una reunión ya fijada con el Rector el próximo día 26.