Domingo, 16 de diciembre de 2018

“La artritis es una enfermedad a la que se resta importancia, pero puede causar discapacidad física”

Mejorar la calidad de vida de los pacientes y dar visibilidad a una patología autoinmune a la que, se asocia a determinadas edades, son los objetivos de la asociación Asapar 
Imagen de la Semana Saludable de Asapar, una de las actividades realizadas este 2018. Foto: Asapar Salamanca

Dolor, inflamación, rigidez y sensación de entumecimiento de las articulaciones son los síntomas que caracterizan a la artritis y que pueden durar unos días o semanas (artritis aguda) o prolongarse en el tiempo (artritis crónica). Síntomas que provocan dificultad para moverse y para realizar las actividades cotidianas, y en los casos más severos pueden derivar en una discapacidad física y en distintos grados de deformidad de la articulación. La artritis es una enfermedad inflamatoria, provocada como consecuencia de la agresión que sufren los tejidos, principalmente la membrana sinovial; y autoinmune, es decir, el sistema inmunitario (el sistema de defensa del cuerpo) ataca a sus propios tejidos.  

Al igual que sucede con otras patologías frecuentes, la artritis sigue siendo una gran desconocida en muchos aspectos. Una enfermedad, tal y como subraya Cristina Gutiérrez, trabajadora social de Asapar (Asociación Salmantina de Pacientes con Artritis) a la que “se resta mucha importancia”, no exenta todavía de “perjuicios y estereotipos, como asociarse a determinadas edades”, y lo cierto es que “hay tipos de artritis que afectan a personas jóvenes, como la artritis psoriásica (más frecuente en personas con psoriasis) o la artritis idiopática juvenil” que se diagnostica en niños y adolescentes. Por su parte, la artritis reumatoide es la forma de artritis crónica más frecuente, cuya prevalencia es mayor entre las mujeres (en una proporción de 3 mujeres por cada hombre), tal y como apuntan diversas investigaciones.

“Es una enfermedad muy oscilante, con periodos de remisión y de brotes en los que el dolor es mayor”. La artritis no es solo una enfermedad articular, ya que con el paso del tiempo puede afectar a otros órganos (pulmones, hígado...). En la mayoría de los casos la artritis se puede tratar de forma eficaz, controlando los síntomas y previniendo el daño en las articulaciones. La artritis reumatoide, como cualquier otra patología, tiene repercusiones físicas y emocionales.“El dolor puede generar frustración, al igual que la enfermedad afecta a las relaciones sociales”.

Contar con un diagnóstico es fundamental, porque aunque se desconoce la causa exacta de la artritis, sí se cuenta con tratamientos efectivos para controlar los síntomas.

Programas de la asociación Asapar

Precisamente, dar visibilidad, concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre los efectos y consecuencias de esta enfermedad es uno de los objetivos de la Asociación Asapar que inició su andadura en 2002, contando actualmente con cerca de 170 socios registrados.  

Asapar nace “por la necesidad de buscar unos cauces adecuados para que las personas afectadas por artritis reciban asitencia médica especializada y, al mismo tiempo, apoyo psicosocial”. La asociación brinda diferentes servicios para mejorar la calidad de vida de las personas con artritis, como el programa de apoyo psicológico, el programa sociocultural, dentro del que se ofrece apoyo individualizado y ayuda social; y el programa rehabilitador (gimnasia y rehabilitación física). La rehabilitación, tal y como subrayan desde la asociación, “es absolutamente necesaria”, ya que ayuda a preservera la movilidad de las articulaciones fortaleciendo los músculos y tendones.

Primavera Artística, en mayo

Entre las actividades destacadas organizadas este año por Asapar, la Jornada sobre Artritis con la participación de especialistas en la materia, la Semana Saludable y, para el próximo 5 de mayo está prevista la III Primavera Artística.

Investigación

Además de buscar respuestas en las causas y factores desencadenantes, la investigación también avanza en otros frentes, desde cómo mejorar los tramientos farmacológicos al efecto de terapias complementarias. Así, por ejemplo, tal y como se anunció en las Jornadas sobre Artritis, el Hospital de Salamanca está inmerso en un proyecto de investigación con pacientes en tratamiento por artritis para valorar los efectos de mejora del mindfulness o atención plena.

La sede de Asapar se encuentra en la Casa de las Asociaciones (calle La Bañeza), con atención directa los lunes por la mañana y los martes por la tarde, o a través del teléfono todos los días de la semana (645 930 203).

  • La sede de Asapar se encuentra en la Casa de las Asociaciones