Sábado, 22 de septiembre de 2018
Bracamonte al día

Respeto y devoción arropan a la Virgen de la Misericordia durante su solemne procesión

PEÑARANDA | La imagen, que estrenaba un original manto bordado a mano, era portada por costaleros de diferentes cofradías locales
Las plazas de España y Constitución acogían la tradicional procesión de la Virgen de la Misericordia
Puntual a su cita, este domingo de Pascua ha sido el elegido para que la imagen de Nuestra Señora de la Misericordia volviera a procesionar por calles y plazas, desafianzo al frio reinante y la constante amenaza de lluvia. Era la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad la que, poco después de las 11:30 de la mañana, anunciara con sus sones la salida a hombros de esta venerada imagen, portada por un nutrido grupo de costaleros que una vez más, como ya hicieran durante esta pasada Semana Santa, han vuelto a unir sus fuerzas y sus ganas para llevarla en su recorrido procesional.
 
La Virgen, que estrenaba un original manto bordado a mano, recorría el conjunto de las plazas de España y Constitución, para volver a la iglesia parroquial en la que se celebraba una solemne eucaristía a la que asistieron varios cientos de fieles.
 
Un año más, era la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno la organizadora de esta procesión, en la que no faltaron autoridades y fieles, que ponía punto y final al triduo y la festividad en honor a la imagen que ha venido desarrollándose desde el pasado jueves y en la que no han faltado las oraciones y las misas.