Miércoles, 15 de agosto de 2018

La Policía Nacional detiene a una mujer y a dos varones por hurto y atentado a un agente

La mujer, de nacionaliad rumana, estaba denunciada en Valladolid y fue detenida en la estación de autobuses de Salamanca
Un vehículo de la Policía Nacional de Salamanca en una actuación.

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Salamanca han detenido a una mujer de nacionalidad rumana, a la que le constan 11 antecedentes, como presunta autora de un delito de hurto cometido el pasado 16 de enero en Valladolid y que fue denunciado por la víctima en dicha ciudad.

En la denuncia presentada, la víctima exponía que una mujer se le había acercado en la calle, solicitándole su firma para colaborar con una asociación benéfica, por lo que respondió afirmativamente. Al pedirle que le mostrara el DNI sacó su cartera, cogiéndola la mujer y devolviéndosela después, alejándose del lugar, observando posteriormente que le había sustraído de la misma la cantidad de 620 euros.

Las diligencias de investigación llevadas a cabo permitieron considerar presunta autora a una ciudadana rumana, por lo que se decretó una orden de detención que pudo ser cumplimentada por agentes policiales en la estación de autobuses de Salamanca, al ser identificada de forma preventiva.

Por otra parte, agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Salamanca han detenido a un varón de 30 años, con antecedentes, como presunto autor de un delito de atentado y resistencia a agentes de la autoridad y otro de hurto.

Agentes policiales en servicio de prevención de la delincuencia identificaron de forma preventiva a dos varones en la calle La Moral en la tarde de ayer, al ser conocidos policialmente por sus antecedentes como presuntos autores de ilícitos contra el patrimonio y portar una bolsa con el anagrama de un supermercado, en el que llevaban 7 botellas de aceite. Al preguntarles por su procedencia manifestaron haberlas comprado en la Avenida de María Auxiliadora, extremo que constataron no se ajustaba a la realidad. Por las gestiones practicadas pudieron comprobar que dichas botellas habían sido sustraídas y no abonadas, por lo que le comunicaron el inicio de los trámites para un Juicio Inmediato por Delito Leve de hurto, accediendo inicialmente ambos. Sin embargo, uno de los identificados empujó fuertemente y de forma sorpresiva a unos de los agentes, desplazándolo de un manotazo y huyendo a la carrera del lugar, siendo localizado una media hora más tarde en la calle Las Paces por los componentes de otra dotación policial, procediendo a su detención, interviniendo en su poder un destornillador, procediéndose a su detención.