Domingo, 19 de agosto de 2018

Herrera defiende la calidad de la sanidad como “una de las cinco mejores de España”

Consideró que la oposición socialista «se equivoca» en su denuncia de recortes en la asistencia, mientras que Luis Tudanca aseguró que otro modelo es posible
Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta, en las Cortes regionales / Foto de El Norte de Castilla

En el primer pleno de este periodo de sesiones, el portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, pidió al presidente una valoración de la «movilización histórica» celebrada en Valladolid el pasado 20 de enero en la que miles de personas reclamaron una mejora en la asistencia sanitaria. «El consejero de Sanidad ha hecho más por hacer comunidad que los 30 años del PP», sentenció.

«Suscribo la valoración del consejero de Sanidad» relativa al máximo respeto a las plataformas, desde un análisis para posibles mejoras y desde la asunción de «aspectos razonables», replicó el presidente, en una defensa del consejero, cuestionado por PSOE, Podemos e IU, que han pedido su cese, aunque Tudanca no lo expresó en el pleno.

Tudanca «se alegró» de que en la valoración del presidente no acudiera a la «utilización partidista» de la 'marea blanca' por los grupos de la oposición por acudir a la marcha en Valladolid y recordó toda una serie de propuestas realizadas por su grupo, rechazadas en su mayoría por el Grupo Popular, y muchas de ellas reivindicadas por las plataformas.

El portavoz socialista comparó a la Junta con 'Cien años de soledad' de Gabriel García Márquez por su visión «mágica» de Castilla y León, que, si no es así, «se la inventan» y al consejero de Sanidad, Antonio Sáez, con el coronel Buendía que no tiene quien le escriba y lo hace él mismo, en referencia a la carta de los jefes de servicio a favor de la gestión sanitaria.

«Por un momento creía que el realismo mágico eran 30 años de soledad del PSOE en Castilla y León», ironizó Herrera, que acusó a Tudanca, no de «mentir», pero si de equivocarse en la denuncia sobre recortes, cuando el presupuesto de sanidad este año es el mayor de la historia y supone el 43 por ciento del gasto de las consejerías. «Se han encapricado», criticó.

El socialista denunció el copago, la política de personal y las oposiciones, la política de reducción de las listas de espera, los fallos del Medora, los centros de salud y hospitales comarcales que no se ejecutan, la falta de los aceleradores lineales prometidos en 2011 y concluyó con el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias.

Herrera contrapuso a que se convocarán 4.000 plazas, se mejorarán las condiciones retributivas de los profesionales y habrá más inversiones en infraestructuras y en tecnología. «Se equivoca al hablar de descontento de los ciudadanos», indicó Herrera, que, aunque reconoció lo «doloroso» de las listas de espera, señaló una reducción.

«Hable bien de la sanidad y de sus profesionales, aunque no lo haga de la Junta», recomendó el presidente, que censuró al socialista que no haya recriminado a su portavoz de Sanidad, Mercedes Martín, por haber dicho que «es peligroso ponerse enfermo en Castilla y León», lo que, en su opinión, ha llevado a los colegios de médicos y otros profesionales rechazar que sea así y defender la asistencia en la comunidad.