Martes, 23 de octubre de 2018

La Usal alerta sobre la desatención a las necesidades de personas con discapacidad intelectual

Miguel Ángel Verdugo y Patricia Navas, profesores del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO), son los autores del estudio

Miguel Ángel Verdugo, director del INICO

En diciembre de 2006, la Organización de las Naciones Unidas celebró la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad con el propósito de “promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales para todas las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente”.

En esta línea, Miguel Ángel Verdugo y Patricia Navas, profesores del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad de la Universidad de Salamanca (INICO) han desarrollado el estudio “Todos somos todos: derechos y calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y mayores necesidades de apoyo” con el propósito de analizar la situación social de las personas con discapacidad intelectual en nuestro país.

“Las personas con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo han sido desatendidas en las políticas sociales llevadas hasta la fecha en España”, concluyen los autores, Verdugo y Navas, tras el análisis de los resultados del informe recientemente publicado por el Real Patronato sobre Discapacidad, adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y promovido por Plena Inclusión, organización que desde hace más de 50 años representa en España a las personas con discapacidad.

El estudio “Todos somos todos” tiene como objetivo detectar las necesidades de las personas con discapacidad intelectual en España y medir el grado de cumplimiento con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Además, este análisis arroja luz sobre las discapacidades asociadas que padece este colectivo, como son los problemas de movilidad, los trastornos de salud mental y las dificultades de comunicación, patologías derivadas de su condición. 

Al respecto, los resultados del estudio destacan la carencia de políticas sociales para discapacitados intelectuales, situación que deriva en problemáticas como la falta de consenso a la hora de definir las características de este colectivo, la escasez de estudios epidemiológicos sobre discapacidad intelectual y el vacío legal de la normativa que deja fuera de la prestación de servicios y apoyos a aquellos cuyas limitaciones son mayores.

“Todos somos todos” es un estudio que va más allá de la investigación y propone nuevas líneas de actuación para garantizar el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad intelectual, permitiendo así mejorar su calidad de vida. El informe puede obtenerse libremente en la página web del Servicio de Información sobre Discapacidad de la Universidad de Salamanca (http://sid.usal.es/27356/8-4-1)

Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO)

En 1996 nace el Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO) de la Universidad de Salamanca, que se ha constituido como uno de los principales referentes nacionales e internacionales para la formación, investigación y asesoramiento en materia de discapacidad, diversidad e inclusión.

Los proyectos que a través de él se realizan se centran en una serie de líneas que persiguen la mejora de la calidad de vida, la autodeterminación y el reconocimiento de los derechos de las personas en situación de desventaja social en distintos contextos y a lo largo de todo su ciclo vital.

La calidad de sus proyectos e investigaciones de vanguardia ha quedado constatada a lo largo de los años con los diferentes datos de impacto del Instituto publicados por la Agencia de Calidad del Sistema Universitario de la Junta de Castilla y León, así como por los numerosos premios y distinciones nacionales e internacionales que desde sus inicios se le han ido otorgando en reconocimiento a la labor docente e investigadora de sus miembros.