Jueves, 18 de octubre de 2018
Alfoz al día

“No tener deuda nos permite destinar más dinero a inversiones en beneficio de todos los vecinos”

El Ayuntamiento cuenta para este año con un presupuesto de  2,7 millones de euros y entre las inversiones más destacadas está la construcción de dos vestuarios en el campo de fútbol y la urbanización del entorno con una partida de unos 185.00o euros  
Lourdes Villoria, alcaldesa de Cabrerizos

El Ayuntamiento de Cabrerizos inicia el nuevo año con la deuda a cero. Una buena noticia para un municipio que acaba de aprobar un presupuesto de 2,7 millones de euros para este 2018, con una importante partida destinada a inversiones. La alcaldesa, Lourdes Villoria, repasa los proyectos más destacados del pasado año y nos habla de los que se ejecutarán en los próximos meses, entre ellos, los nuevos vestuarios del campo de fútbol y la adecuación del recinto exterior.

Junto a las nuevas inversiones incluidas en el presupuesto de este 2018, el Consistorio continuará este año desarrollando el proyecto de acceso a los núcleos de población que incluye 600 metros de carril bici y paseo peatonal y que se está ejecutando en estos momentos. “Se completará con la construcción de una pasarela metálica que pasa por el Arroyo del Valle y que tendrá una inversión de 75.000 euros del presupuesto municipal. La ejecución del carril bici también nos ha obligado a adquirir terrenos de seis propietarios para poder llevarlo a cabo y hemos destinado a ello 25.000 euros”, explica la alcaldesa, Lourdes Villoria.

Además, en el paraje de la Recorva, a la entrada por el Camino de Salamanca, se ha construido otro carril bici que baja hasta la calle de la vía y que conectará con el que se está ejecutando en la actualidad. Esta actuación ha sido financiada con una subvención de 92.000 euros destinada al curso de formación y empleo de la Junta de Castilla y León, que también ha permitido acondicionar como zona ajardinada un espacio junto a la rotonda del Camino de Salamanca. Junto a ello, “en 2017 se ha colocado una barandilla en el Mirador de Vista Bella, que ha costado alrededor de 7.000 euros, para la seguridad de quienes lo visiten, y se han quitado los matorrales bajos”, apunta Lourdes Villoria.

Con cargo al presupuesto de 2017, está previsto pavimentar en marzo dos calles importantes. Según indica la alcaldesa, se trata de “la calle Orquídeas, que tiene mucho tránsito, y del segundo tramo de Miguel de Cervantes, desde la rotonda del camino de Moriscos hasta la rotonda Ronda de Cabrerizos”.

Adecuación de la ribera del Tormes

El Ayuntamiento ha recibido una subvención directa de la Diputación para adecentar la ribera del río Tormes, entre la entrada al camping y la captación del río, un proyecto que ya está adjudicado por 105.000 euros. “Está prevista  la instalación de un pantalán para el acceso a las piraguas, se acondicionará una pequeña playita, se incorporarán distintos puntos de pesca y se realizará la limpieza de árboles y la plantación de nuevas especies. También tendrá un paseo peatonal de unos 700 metros para mejorar el entorno”, afirma Villoria. La obra se adjudicó antes de Navidad y comenzará a ejecutarse en los próximos meses.

La remodelación del vestuario de las piscinas municipales, con  una inversión de 94.000 euros, “es otro proyecto importante que lo estamos ejecutando ya  para tenerlo finalizado para la temporada próxima y que incluye un equipamiento nuevo”. A lo largo del pasado ejercicio, cabe señalar, asismismo, que “se han cambiado a led 40 luminarias en dos parques del municipio, 25 se han puesto en el parque de la zona del cementerio y 15 se han instalado en la zona verde que sale del mirador de la calle García Lorca”.

Mejoras en el campo de fútbol

En el campo de fútbol se está haciendo una adecuación del recinto exterior, se ha urbanizado la zona de la entrada de los jugadores y ahora ya se ha adjudicado una pista de patinaje que se instalará al fondo del campo. “En los laterales se hará también una zona ajardinada con un circuito de aparatos biosaludables, se colocarán  tres mesas de pin- pon al aire libre y se hará un paseo”, destaca la alcaldesa.

Este proyecto se completará con una nueva inversión de 185.000 euros, prevista en el presupuesto de este año, para la construcción de dos vestuarios de obra y la urbanización de la zona. Villoria subraya que “quedará un espacio libre en el que haremos una zona de juegos para niños”.

El presupuesto de 2018 es de 2,7 millones y fue aprobado la pasada semana en un pleno extraordinario. Junto a los vestuarios, para el proyecto de acceso a los núcleos de población se contemplan otros 103.000 euros para las aceras y la pavimentación del Camino de Salamanca tras la ejecución del carril bici.

A lo largo de este año, el Ayuntamiento contará un nuevo curso de formación y empleo, con 8 participantes y una duración de seis meses, para el arreglo y acondicionamiento de parques y jardines gracias a la subvención de unos 60.000 euros de la Junta.

Deuda municipal cero

La alcaldesa muestra especial satisfacción por haber podido acabar con la deuda municipal. “Este año no tenemos ninguna presión fiscal porque no tenemos que pagar ni un euro de crédito a los bancos y además no hemos subido los impuestos y tenemos totalmente estabilizado nuestro presupuesto. Desde 2017 hemos quitado la deuda, que eran unos 100.000 euros, y tenemos más presupuesto para inversiones, algo muy importante en un municipio como el nuestro. Más inversiones en beneficio de los vecinos”, subraya.

Cabrerizos cuenta actualmente con 4.300 habitantes censados, “aunque viviendo somos alrededor de 5.000”, indica la regidora, que destaca que “las necesidades básicas están solventadas”, aunque se siguen haciendo actuaciones para mejorar la potabilización del agua, “con un proyecto que permitirá hacer una captación nueva del río con mayor capacidad y con vista  a un futuro para 10.000 habitantes”.

En el ámbito sanitario, la alcaldesa destaca que el consultorio médico cuenta con un punto de extracción de sangre desde el mes de marzo y un día a la semana se hacen las extracciones para que loso vecinos no tengan que desplazarse hasta Villares. Además, “seguimos con dos médicos de familia y una enfermera y médico de Pediatría y enfermero de Pediatría, con lo que los servicios están adecuados a las necesidades actuales”.