La plaza de los Bandos nevada

En aquel invierno de inicios de los años 60, la nieve cayó en gran cantidad dejando todos los rincones de la ciudad teñidos de blanco y cuajando lo suficiente como para poder construir algún muñeco de nieve

Últimamente es poco frecuente ver a Salamanca cubierta con un gran manto de nieve como ocurría en otros tiempos, cuando las nevadas eran más abundantes en la ciudad.

A pesar de que esto ocurre de tarde en tarde, en aquel invierno de inicios de los años 60, la nieve cayó en gran cantidad dejando todos los rincones de la ciudad teñidos de blanco y cuajando lo suficiente como para poder construir algún muñeco de nieve, que tanto gusta nos gusta a todos y en especial a los más pequeños.


El suelo de la plaza de los Bandos se cubrió de nieve; en la imagen helada que se puede apreciar en la fotografía, podemos ver el imponente árbol y el gran muñeco de nieve con sombrero y botones que dieron forma aquel año a una bonita estampa navideña.

Fotografía: La plaza de los Bandos nevada.

Fuente: Salamanca en el ayer.

Esperanza Vicente Macías