Lunes, 15 de octubre de 2018
Alfoz al día

Emotiva despedida a Emilio Collado como secretario municipal de Castellanos de Moriscos

Compañeros, vecinos, amigos y alcaldes de los municipios en los que ha desempeñado su profesión acompañan al homenajeado con motivo de su jubilación

Emilio Collado Moreno ha vivido hoy una emotiva jornada de despedida como secretario-interventor del Ayuntamiento de Castellanos de Moriscos al alcanzar la jubilación y en reconocimiento a su dilatada trayectoria profesional en diferentes municipios de la provincia de Salamanca y Ávila, los últimos 16 años en la localidad.

El acto comenzó con la recepción de invitados a las puertas del Consistorio para seguidamente dirigirse al zaguán del Ayuntamiento donde se leyó y firmó el acta de cese ante la ausencia del actual alcalde. Posteriormente pasó por el Registro General de documentos y al terminar fue obsequiado con una gran ovación por parte de compañeros, vecinos, amigos y alcaldes de las localidades en las que ha desempeñado su labor y que han querido acompañarle en tan importante celebración.

Emilio Collado hizo un recorrido nostálgico por su profesión ante el público, entre el que se encontraban sus antiguos alcaldes, ya que ha sido secretario en los pueblos armuñeses de Tardáguila y Arcediano pasando por Carpio de Azaba, Aldeaseca de la Frontera y Cantaracillo, Piedrahíta (Ávila), Cantalapiedra, Campo de Peñaranda y Villar de Gallimazo, para recalar de nuevo en La Armuña, concretamente en El Pedroso de Armuña y Castellanos de Moriscos, con intervención temporal en el Ayuntamiento de Villamayor en 2005.

Seguidamente, y guardando un cierto protocolo, se reunió la comitiva en el salón de la Asociación de Mayores presidida por los tres ex alcaldes democráticos de Castellanos de Moriscos: Florentino Escudero Bermejo, José Ignacio Escudero y Agustín Sánchez Curto. El homenajeado se refirió en su discurso a todos y cada uno de los ex alcaldes invitados con recuerdos y anécdotas, así como a un grupo de amigos de la profesión. También tuvo un recuerdo para los vecinos, profesionales e industriales con los que mantenía una amistad personal.

El acto de despedida del hasta ahora secretario de Castellanos de Moriscos finalizó con la entrega de una placa de manos de Ángel Sánchez, en representación del Grupo Municipal Socialista y con una foto de familia junto a la fachada consistorial para recalar finalmente en el Bar Inma, donde Joaquín Montero Ripoll, les tenía preparado un pequeño aperitivo de ricos caldos y suculentas tapas.