Jueves, 18 de octubre de 2018
Béjar al día

El Grupo Cultural San Gil se une a las denuncias sobre la intervención en El Bosque

BÉJAR | A la vista de las fotos que se han hecho públicas el Grupo Cultural San Gil anuncia que será denunciada a Patrimonio la intervención en El Bosque

Intervención en el jardín de El Bosque / FOTO: Grupo cultural San Gil

El Grupo Cultural San Gil, denuncia públicamente las obras que se están realizando en ‘El Bosque’, tras hacerse públicas unas fotografías que muestran el estado actual del jardín frente a la ermita y anuncian que será denunciado ante la Dirección General de Patrimonio.

El Ayuntamiento arrasa la entrada de El Bosque

No han dejado más que un boj arbóreo y una tuya raquítica (restos del seto plantado en los años sesenta del siglo XX, bien frondoso en los noventa); han ejecutado desmontes sin intervención arqueológica donde probablemente se acumulan piezas de cantería del palacete desaparecido (así lo consideraba el propietario de El Bosque en 1967) y pudieran conservarse restos de un cubo en esquina (se aprecia en el plano de 1871); han eliminado terreno fértil y están perjudicando seriamente el futuro acondicionamiento del palacete, y todo ello oculto detrás de una espesa malla verde y manteniendo el BIC cerrado a la legítima curiosidad del público, lo que incumple de forma flagrante la Ley del Patrimonio Histórico Español y la Ley del Patrimonio Cultural de Castilla y León.

En el Plan Director de El Bosque, Vol. VI, p. 113, en referencia a «las entradas principales y laterales del palacio», se establece una temporalización muy concreta para las intervenciones en esta parte de la villa: «Una vez terminadas las obras de acondicionamiento del palacio, y del estanque y la retirada de los elementos», es decir, palacio primero, jardín después. Las obras de acondicionamiento del palacio no se han iniciado todavía (tan sólo la renovación de las cubiertas), de modo que el nuevo jardín dificultaría la ejecución de esas obras o, aún peor, tendría que ser desbaratado para permitirlas, de ahí el orden lógico establecido por el Plan Director que nuestros lumbreras municipales se han empeñado en pervertir.

Para alcanzar su objetivo electoralista (llegar a mayo florido con algún jardincillo que echarse a los titulares), estos mismos lumbreras municipales no dudan en contratar a personal sin cualificación técnica ni profesional para redactar proyecto ni para intervenir en un BIC-Jardín Histórico, talan como decimos ejemplares arbóreos valiosos (como el pinsapo de la entrada) y meten maquinaria pesada para levantar rápidamente el terreno, eliminando la capa fértil (esencial para plantaciones con garantía ecológica) en un sector de la villa de recreo en la que se documenta la existencia de un jardín con anterioridad a 1583, es decir, de la época del duque Francisco II (1565-1591), posibles restos del palacete desaparecido y un cubo en esquina, sin miramientos arqueológicos. En definitiva, el desastre que anunciábamos cuando solicitamos el presunto proyecto de jardinería, un documento público cuya consulta o copia se nos sigue negando ante la pasividad y el silencio cómplice de la Dirección General de Patrimonio, competente por derecho, pero completamente incompetente por la probada ineptitud de sus hechos.

Al margen del escrito que dirigiremos al Director General de Patrimonio, D. Enrique Sáiz (ese señor que nunca sabe/nunca contesta), denunciamos públicamente esta desastrosa intervención y solicitamos de nuevo que se paralicen las obras hasta que se pueda contar con un proyecto adecuado a la categoría del BIC, redactado por persona o equipo competente y ejecutado en el momento adecuado por personal con suficiente cualificación técnica y profesional, aquella que garantice su rigurosa recuperación y no una nueva chapuza pagada con dinero público, sin olvidar la exigencia de apertura pública de El Bosque en estricto complimiento de la Ley. 

Grupo Cultural San Gil