Martes, 26 de mayo de 2020

Si Papá Noel fuera poeta...

Sabría siempre qué regalar, cómo, por qué.

 Llegaría, tal vez, un poco tarde, pero nunca se iría del todo.

 Encontraría una verdad en cada mirada, su estrella particular, aquel recuerdo,  aquella herida, esa fascinación por definir, y sabría convertirlas en las palabras justas y necesarias.

 Llevaría también plagios y ripios para aquellos que no se hayan portado bien.
Sorprendería siempre.

 Ocuparía menos espacio, requeriría más atención.

 En su saco se encontrarían voces, metáforas, aliteraciones. Pequeños poemarios, grandes aforismos.

 Nos llenaría las zapatillas de ilusión e inquietud. Nos dejaría un párpado temblando.  No nos olvidaría nunca. Ni nosotros a él.