Leeureka!, libros para niños y jóvenes con la mujer como protagonista 

Presentación de una nueva guía de lectura en la que aparecen mujeres que se dedican a la divulgación científica en diversos campos 
Presentación de la guía de lectura en Las Conchas. Fotos: David Fernández

Leeureka! ¡Mujer tenía que ser!’ es la nueva guía de lectura que, incluida en la Primavera Científica de la USAL, ha sido presentada en la Casa de las Conchas, con la mujer como protagonista. Cristina Pita, vicerrectora de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria y Raquel López y Juanvi Sánchez, de A mano Cultura, han participado en la presentación.

Tras las guías Leer la Ciencia (2015) y La Mirada Atenta (2016), Leeureka! presenta una nueva selección de 96 libros informativos, dirigidos a niños y jóvenes, con la mujer como protagonista. Se trata de un conjunto de biografías que presentan las vidas de mujeres que han destacado en diversos campos: el arte, la literatura, el cine, la política o la investigación. Esta guía es una muestra que deja ver todo lo que queda por hacer para convertir en visibles nombres de mujeres invisibles.

La guía reúne una selección de títulos en donde, bajo el nombre genérico de “autor e ilustrador”, están muchas mujeres que se dedican a la divulgación científica en diversos campos, desde las humanidades hasta las ciencias puras, y para distintas edades. Muchos de los libros reseñados están escritos desde la óptica del humor, ejemplos muy destacados sobre cómo abordar temas difíciles como la sexualidad, la reproducción o los excrementos, desde la risa y la ilustración humorística.


Además, hace un pequeño homenaje a Margarita Salas, con la propuesta de una biografía y la selección de varios libros escritos por mujeres en torno a su figura, como una invitación para iniciar a los más pequeños en la experimentación y en la investigación a través de juegos y propuestas didácticas. La guía ¡Mujer tenía que ser! se distribuirá gratuitamente en puntos habilitados del Festival Primavera Científica, en bibliotecas municipales y en librerías.    

Fotos: David Fernández