Martes, 23 de julio de 2019
Alba de Tormes al día

Investigadores de la Queen’s University estudian una de las piezas más singulares del Museo Padre Belda

ALBA DE TORMES | Se trata de una de las universidades más importantes de Irlanda del Norte. Escanean en 3D la pieza, única y excepcional por su buen estado de conservación
Los dos investigadores de la Queen’s University de Belfast en el Museo Arqueológico Padre Belda

El Museo arqueológico Padre Belda sigue siendo un pozo sin fondo de sorpresas. El pasado 27 de abril recibió la visita de dos investigadores de la Queen’s University de Belfast, Irlanda del Norte, que están realizando un estudio sobre herramientas líticas para el trabajo del metal en la Edad del Bronce de la Europa Occidental.

El interés de la visita estaba en conocer y tener acceso a una de las piezas de la exposición permanente del museo. En concreto un martillo lítico procedente de Cuatretondes (Valencia) que tiene todas las característias de una herramienta metalúrgica, usada para golpear piezas de bronce y elaborar puntas de flecha y cuchillos de la Edad de Bronce.

El estudio, llevado a cabo por los doctores Dirk Brandherm y Linda Boutoille ha consistido en re-dibujar y fotografiar la pieza en cuestión, y en documentar su morfología y las posibles huellas de uso con un escáner 3D portátil, todo de modo no destructivo.

Una pieza excepcional

Según los propios investigadores, la pieza sobre la que se ha realizado el estudio es excepcional por el estado de conservación. En comparación con otras piezas que han estudiado en Ciudad Real, Zaragoza o Alicante, esta del Museo arqueológico Padre Belda tiene un excelente estado de conservación y muy poco uso, lo que la convierte en una pieza singular de este periodo.

 

Museo arqueológico Padre Belda y Exposición permanente sobre la historia del antiguo monasterio de San Leonardo

El Museo Arqueológico Padre Belda de Alba de Tormes fue fundado en 1982 gracias a la iniciativa del sacerdote del Sagrado Corazón de Jesús P. Ignacio María Belda, quien a lo largo de su vida recogió infinidad de piezas geológicas, arqueológicas y etnográficas fruto de su interés por las ciencias, y su participación en diversas campañas arqueológicas. 

El museo se localiza en el Convento de San Jerónimo (anteriormente San Leonardo), un imponente conjunto de los siglos XV-XVI compuesto por el propio convento con dos claustros, la iglesia y diversas dependencias auxiliares. El mismo fue rehabilitado, tras siglos de abandono, por la orden de los Padres Reparadores-Dehonianos, con el Padre Belda al frente que dirigió personalmente los trabajos, a partir de 1960.

Inicialmente, el museo se denominó Museo Didáctico de Prehistoria Padre Belda, lo cual revela el sentido de este centro, orientado en origen a complementar la pedagogía escolar del Seminario Menor de San Jerónimo. Tras el fallecimiento de promotor y alma mater del museo, y aprovechando la oportunidad que diversas instituciones ofrecieron a los Padres Reparadores-Dehonianos de cofinanciar la consolidación y rehabilitación como nueva sede del museo de la iglesia conventual, en ruinas desde mediados del siglo XIX, el Museo del Padre Belda entra en una nueva etapa.

Como merecido homenaje al Padre Belda, y como mejor manera de perpetuar su legado pedagógico, el nuevo Museo Arqueológico Padre Belda de Alba de Tormes fue inaugurado el 27 de junio de 2008 en su nueva sede, en la rehabilitada iglesia del antiguo monasterio.

Con motivo del 50 aniversario de la creación del Colegio y Seminario San Jerónimo y de la presencia de los dehonianos en la villa, se inauguró la exposición permanente en torno a la historia del antiguo monasterio de San Leonardo, donde puede contemplarse, junto a algunas de las piezas artísticas del monasterio, un recorrido histórico y cultural por los ocho siglos del historia del lugar y los personajes principales ligados al mismo, como Fray Juan de Ortega, posible autor de El Lazarillo de Tormes, Fray Hernando de Talavera, monje del monasterio y confesor de la reina Isabel la Católica, o Pedro Madruga, uno de los personajes más enigmáticos ligados a San Jerónimo y que se encuentra detrás de la teoría de que Cristobal Colón era, en realidad, un noble gallego.