Miércoles, 16 de octubre de 2019
Béjar al día

Un senador de Compromís pregunta en la Cámara Alta sobre la vuelta del tren a la Vía de la Plata

BÉJAR | El tramo ferroviario entre Astorga y Palazuelos está siendo desmantelado, pese a los intentos de instituciones y asociaciones que los consideran un importante eje vertebrador para el desarrolloy piden que vuelva el tren

Vía de La Plata

Un acuerdo entre el Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL) y la Plataforma por el Futuro de la Región Leonesa con la Coalició Compromís, ha hecho posible que el senador Carles Mulet, designado por las Corts Valencianes, formando parte del Grupo Parlamentario Mixto haya registrado en la Cámara Alta varias preguntas sobre una posible reapertura del ferrocarril de la Vía de la Plata.

Estos colectivos consideran indispensable el ferrocarril para el desarrollo en la zona oeste del país, por lo que las preguntas van en la dirección de poner de manifiesto la importancia de las comunicaciones ferroviarias entre los puertos de Gijón y Sevilla, así como de volver sobre la posibilidad de conectar por tren las capitales leonesas, y todas las regiones del oeste, entre ellas Extremadura.

Ciudadanos del Reino de León confía en que con estas preguntas se ayude a que el Gobierno se replantee la actual situación y se decida reabrir la Vía de la Plata, para que poblaciones importantes como Béjar, Guijuelo, Alba de Tormes o Benavente vuelvan a tener tren y con ello el tejido económico de estas zonas vuelva a ser competitivo y se frene la actual despoblación  que sufren estas regiones.

A finales del siglo XIX se inauguró el ferrocarril de la Vía de la Plata, que puso en contacto el oeste español, uniendo de norte a sur el puerto de Gijón con el de Sevilla. Esta infraestructura fue esencial para la vertebración norte-sur en esta zona oeste, en especial para el tráfico de mercancías entre las regiones de Asturias, Castilla y León, Extremadura y Andalucía, cuatro regiones que sufrieron duramente los efectos de su clausura en 1985, en las provincias de León, Zamora y Salamanca y que además tuvo especiales nefastas consecuencias para la región Extremeña, puesto que el tramo entre Plasencia y Puerto de Béjar también quedó afectado por el cierre, pese a que la Junta de Extremadura asumió su gestión en este tramo.

Desde el cierre de la Vía de la Plata han sido múltiples voces las que han pedido su reapertura, además desde el propio Gobierno de España se prometió esta reapertura, incluyéndola en el conocido Plan del Oeste, siendo considerada “básica” por el ejecutivo.

Ante el incumplimiento de la reapertura, en 2005, 2006, 2007, 2008 o 2013, se han registrado, en varias ocasiones, preguntas en el propio Senado referentes a la reapertura prometida de esta vía. Del mismo modo, en septiembre de 2008 las Cámaras de Comercio de Astorga, León, Zamora, Salamanca, Béjar y Cáceres solicitaron que volviera a abrirse el tramo clausurado Astorga-Plasencia, petición a la que se sumó en octubre de dicho año la Fundación Afonso Henriques, con sede en Zamora y que está integrada por entidades públicas y privadas de España y Portugal. Anteriormente, en 2006, la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril Público, el Foro por el Tren Vía de la Plata o la Plataforma Salmantina en Defensa del Ferrocarril, habían suscrito el Manifiesto de Zamora, en el que requerían la vuelta del tren de la Vía de la Plata.

En 2009, desde la Junta de Extremadura se sostuvo que el ejecutivo extremeño estaría dispuesto a cofinanciar la reapertura del tren en las provincias leonesas pese a no formar parte de su jurisdicción, debido a la importancia que para Extremadura posee esta vía. Ese mismo año, en la Conferencia de Cámaras de Comercio de la Ruta de la Plata realizada en Salamanca, se presentó el Estudio de pre-factibilidad para la recuperación del ferrocarril del Oeste (Astorga-Plasencia), en el que se consideraba necesaria la reapertura de esta vía férrea.

Pese a dichas peticiones, las decisiones de ADIF, como titular, han ido en sentido contrario, habiendo comenzado en 2013 el desmantelamiento de la vía en varios tramos de León, Zamora y Salamanca. Este hecho ha conllevado las quejas y la oposición de diversas asociaciones y colectivos.

Finalmente, en octubre de 2015, la Asamblea de Extremadura aprobó por unanimidad un pacto por el ferrocarril que incluía la petición de reapertura de la Vía de la Plata entre Astorga y Palazuelo, como eje ferroviario del oeste, considerándolo vital para el desarrollo extremeño y del oeste español en general.

En este sentido, las preguntas registradas por el senador Mulet han sido las siguientes:

Pregunta I¿Contempla el Gobierno la idea de reabrir íntegramente la vía férrea de la Ruta de la Plata?

Pregunta II: ¿Cuál es la postura del Gobierno respecto al desmantelamiento de la Vía de la Plata iniciado en 2013 por ADIF en las provincias de León, Zamora y Salamanca?

Pregunta III: ¿Qué medidas contempla el Gobierno para facilitar y fomentar la exportación por ferrocarril en las provincias de León, Zamora y Salamanca?