Sábado, 31 de octubre de 2020

Hazte Oír, El Corte Inglés y su último traspiés

(Texto cortito porque no merecen más)

El Corte Inglés justifica la retirada de su anuncio protagonizado por una familia monoparental con la disculpa de que “han caducado los derechos musicales y de imagen”. Mientras tanto, Hazte Oír se pavonea con el tanto de que han sido ellos los que han hecho que lo retiren con la recogida de 21.000 firmas.

Estos ultracatólicos se le han echado encima a El Corte Inglés por haber pretendido ser “tolerante” con los homosexuales.

¿Tolerante? ¿ Consideran tolerancia lo que es un derecho? ¿Harán lo mismo con los negros, o con los judíos, por ejemplo?

Pero no es la discusión de estos derechos el objeto de este pequeño texto.

Estos elementos de Hazte Oír tenían que llamarse Hazte Ver. Las lindezas que manifiestan en su web dan miedo y caen, además de en el ridículo, en el terreno de la ilegalidad.

La verdad es que a estas alturas, cosas así resultan cansinas, rancias, casposas, ultra-aburridas.

¡Coñazo de gente! Dan pereza hasta para llamarles imbéciles.

Suenan a protesta del siglo XV contra alguna bruja pelirroja a las puertas de una humilde granja.

En el fondo dan pena. Seguramente cada noche se flagelan porque tienen pensamientos impuros que ni entrarían en nuestras normales y despejadas cabezas.