Sábado, 15 de junio de 2019

Envejecimiento y Gasto Sanitario

El INE (Instituto Nacional de Estadística) ha publicado los últimos datos sobre el envejecimiento en España. Como bien es sabido, sigue la tendencia de un país cada vez más envejecido. Este año hemos alcanzado un nuevo récord, 116 mayores de 64 años por cada 100 de 16. Las Comunidades de Asturias, Galicia y Castilla y León lideran el envejecimiento con resultados muy superiores a la media nacional. Salamanca sale aún peor parada con datos que se alejan, cada vez más, de la media de España y de Castilla y León. Ante estos datos se nos presenta un desafío de gran complejidad, no solo desde el punto de vista de las jubilaciones sino de nuestro sistema sanitario que debe adaptarse y dar una respuesta adecuada a las necesidades de salud.

Se suele decir que el envejecimiento ha incrementado el gasto sanitario y esto no es del todo cierto, se repite constantemente para justificar ciertas decisiones políticas y económicas que se están tomando por el Gobierno del Partido Popular. Hay otros factores que han contribuido a aumentar  los costes como son: la incorporación de nuevas de tecnologías, tratamientos más costosos, exigencias de los ciudadanos y mala gestión sanitaria, entre otros. Efectivamente la gente mayor requiere más asistencia sanitaria, pero no es menos cierto que va a depender de los tramos de edad. Datos publicados señalan que de 60 a 70 años el gasto es más alto, de 70 a 80 años se mantiene y desde los 85 a los 100 años caen en picado al ser menos costosos. Es evidente que debemos atender a una población cada vez mayor y tanto el gasto sanitario como el social deben aumentar para mantener la salud de nuestros mayores.

Aunque el gasto sanitario difiere muchos entre las diferentes comunidades autónomas, Castilla y León sigue estando por debajo de la media española. Nuestra comunidad ha sufrido un fuerte retroceso en gasto sanitario que ha repercutido gravemente en provincias como Salamanca donde, repetidamente y a lo largo de estos años, se han incumplido las partidas presupuestadas para nuestra provincia, de nada sirve que se aprueben unos presupuestos si luego a la hora de verdad no se cumplen y se desconoce el destino de esas partidas.

Es una realidad que la esperanza de vida se alarga y aunque el estado de salud de las personas mayores ha mejorado van a necesitar mayor protección sanitaria y social, por lo tanto, se debe abordar el envejecimiento y la cronicidad en toda su dimensión, con reformas serias y rápidas que corrijan la falta de planificación y las deficiencias actuales. Castilla y León necesita mayor esfuerzo de financiación para abordar la coordinación de todos los recursos sociosanitarios, gestionados a través de equipos multidisciplinares y creando nuevos servicios que garanticen y mejoren la continuidad de los actuales, además de apostar por la prevención, realizando diagnósticos y estableciendo controles que mejoren la calidad de vida de los mayores