Jueves, 12 de diciembre de 2019

Apps y Salud

La incorporación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs) están conllevando una auténtica revolución en la forma de comunicarnos a nivel social y profesional y, aunque no están exentas de efectos adversos y nocivos, hay que aprovechar sus ventajas en relación con el binomio Salud-Enfermedad. En mi opinión suponen una oportunidad para innovar, dar visibilidad y accesibilidad de la información en el sector de la Salud.

[Img #565996]Las posibilidades y alternativas para hacer llegar la información sobre la Salud a los pacientes son múltiples y diversas; pero lo esencial es utilizarlas para mejorar la Educación Sanitaria y conseguir que los pacientes dispongan de información de calidad para que puedan gestionar mejor sus necesidades y problemas relacionados con sus enfermedades. En definitiva, pueden constituir una buena herramienta para mejorar el proceso asistencial y la Calidad de la Sanidad a través de nuevas fórmulas y estrategias de comunicación e información con los pacientes. Además, estas fórmulas innovadoras suponen un modo divertido y entretenido de comunicar información y conocimientos para conseguir hábitos y conductas saludables que permita a la población controlar los factores de riesgo.

Con las TICs y, específicamente, con las Apps que se están desarrollando y generalizando a través de los dispositivos móviles puede mejorar la Educación Sanitaria que, como refiere la Ley General de Sanidad, es el elemento esencial para la Salud individual y colectiva. Es decir, se trata de utilizar las Apps para hacer llegar información a la población y que ésta permita a los ciudadanos y pacientes hacerse cargo de la gestión de los autocuidados de los problemas leves asociados a las enfermedades. También pueden y deben mejorar la Prevención de las enfermedades y la Promoción de la Salud.

La utilización de las Apps pueden suponer un nuevo estímulo en la prestación e introducción de servicios que basados en estrategias poblacionales y oportunistas mejoren los conocimientos y las actitudes de los pacientes de tal manera que puedan llevar a cabo comportamientos relacionados con la Salud y conseguir un estilo de vida saludable que contribuya a mejorar su Calidad de Vida relacionada con la Salud y su Bienestar.

Las aplicaciones móviles de Salud (Apps) desarrolladas tienen como objetivo a los profesionales sanitarios (Salud 2.0, Guía Salud, IDoctus, Vademecum, Epocrate, Bot Plus y otras) y a los pacientes (Cardiograh, i-Hear Free, Guía de Primeros Auxilios y Emergencias, Recordatorio de Medicamentos, MediSafe, etc).También existen Apps para la vida cotidiana, es decir, para mejorar los comportamientos de la población como el ejercicio físico y mental (Moves, Endomondo, Runkeeper, Fitbit, Unobrain, etc). Como puede observarse su contenido está relacionando con las necesidades de los pacientes y en relación con proceso de gestión personal del binomio Salud-Enfermedad.

Para terminar me gustaría dejar claro que un aspecto fundamental a tener presente  es que las Apps son una herramienta que puede complementar y ayudar, pero nunca deben sustituir el consejo y asesoramiento de un profesional sanitario. Por otra parte, la utilidad de cada aplicación está en función de las necesidades específicas del usuario y el precio no determina su calidad. Luego asesorase es lo adecuado.

Salud…

JAMCA