Martes, 27 de octubre de 2020

Detrás de cada niño/a difícil hay emociones contenidas.

Crea niños/as pensantes, enséñales a pensar y lo que es pensar.Serán adultos emocionalmente sanos.

[Img #546050]Cuantas veces he escuchado a los papás y a mamás desesperados porque imaginaban su vida familiar como las películas de sobremesa de fin de semana  de la televisión. Ese momento en el que tienes que mantener una conversación de adultos y le dices a tu pequeño: - vete a la cama y se va sin rechistar y con una sonrisa en la cara ¿Por qué yo no soy capaz de conseguir eso? Es entre otras las preguntas que se hacen los padres que contienen una gran carga de frustración en su interior.

La realidad familiar son discusiones en la mesa, debate ilógicos e interminables por si la hora de la tele tiene que sobrepasar las 22.00 horas de la noche, por comer los guisantes, etc.

La época de crianza de los hijos/as es una época de emociones encontradas y de expectativas frustradas. No podemos obviar que cada niño es diferente, no hay dos personas iguales.

Cuando tu hijo/a no sabe canalizar sus emociones es cuando aparecen las numerosas rabietas con grandes síntomas de agresividad e ira. Ese es el momento de pedir ayuda y apoyo, tu pequeño necesita aprender a canalizar sus emociones, a “controlar” la sintomatología tanto física como psíquica que su etapa evolutiva le produce.

El juego es la gran herramienta que tenemos tanto padres como profesionales para guiarlos en este camino que están emprendiendo, el de la vida cotidiana. No podemos interpretar que por el hecho de vivir saben hacerlo de una manera sana, no nacemos aprendidos y controlar las emociones requiere un aprendizaje complejo.

Por ello desde estas líneas quiero hacerles reflexionar sobre etiquetar a un niño en “bueno” o “malo”, para mi simplemente inexperto. Animo a pedir orientación y a preocuparnos tanto o al menos de igual modo por que aprendan a resolver los problemas matemáticos como los de la vida diaria.

Mi semanal beso para todos [email protected] va esta semana en forma de articulo completamente emocional y vivencial.

Directora de Edukas Centro Psicosocial.

María Tamame Montero.