Sábado, 15 de junio de 2019

Nuevos Retos

Comienza el año y abundan los nuevos deseos y propósitos a pesar de lo difícil que será mantenerlos a lo largo del año, tanto en lo personal como en lo social. Pero lo que si vamos a necesitar es mucha positividad para poder aprontar los retos que se nos presentan.

[Img #524968]Vamos tener un año complicado desde el punto de vista político. El Partido Popular, que ha gobernado en mayoría absoluta en la última legislatura, ha perdido su poder absoluto, tanto en las elecciones municipales y autonómicas como en la generales, a excepción de algunas comunidades autonómicas y Ayuntamientos que resisten con especial fuerza. Al Partido Popular le ha pasado factura no sólo su arrogancia y prepotencia,  sino los recortes indiscriminados contra los ciudadanos y la corrupción que han amparado y permitido.

Lo que está claro es que ante esta debacle electoral habrá una gran desbandada de asesores, cargos de confianza y empresas externas en las que el Partido Popular colocaba a personas de confianza,  primos, yernos, hijos, cuñados etc. Ya lo hemos constatado en Castilla y León donde se han recolocado a algunos cargos de confianza en diferentes áreas, que han sido cesados en las Instituciones de nuevo signo político.

Estos días se habla mucho de la  responsabilidad política, y claro que es importante, pero no a la que apela, hipócritamente, el Partido Popular para que se permita gobernar a Mariano Rajoy, como si esta cualidad se dieran solo si se les apoya para seguir gobernando, yo creo que todo lo contrario, que sería una irresponsabilidad imperdonable, de cualquier partido que permitiera, aunque fuera con la abstención, gobernar a un partido que ha liderado la corrupción y nos ha llevado a la ruptura social. Por lo tanto, entiendo que la verdadera responsabilidad está en decir “no” rotundamente al partido popular.

Hemos pasado un año de elecciones que han cambiado completamente el mapa político de nuestro país. Son nuevos tiempos que invitan cambiar la forma de hacer política. Nuevos retos para avanzar en el desarrollo político que necesita nuestro país, con reformas de gran calado que lleven a cabo políticos sin contaminar. Es una buena ocasión para resolver los problemas a través del diálogo. Son momentos de pactos, de tender puentes buscando puntos de encuentros, con humildad y diálogo huyendo de discursos populistas y arrogantes.