Lunes, 28 de septiembre de 2020

¿Reyes Magos?

                Algunos creen que no ha nacido el Niño Dios. Algunos piensan que tras el peregrinar no hay un albergue en el que disfrutar. Algunos no consideran que la vida sea el principio de una futura plenitud. Yo quiero creer en ese Niño, en ese más allá en felicidad y lo quiero creer por tener a mi lado un angel caído que no me entiende pero se fía de mí, no sabe transmitir sus sentimientos pero me llega su amor, no comprende lo que es crecer pero se hace inmenso, no vive una vida como la del resto y se merece más que tú y que yo esa absoluta plenitud que quizás él ya disfruta y no sé verla.

[Img #519003]Próximamente vendrán los Reyes Magos, otros que se piensa que no existen pero que yo he visto pasar; que se cree que es una fanfarria para consumir, pero he sentido como estaban a mi lado; que es un cuento de niños, pero que les he oído caminar a mi lado. Soy de los que está convencido de que los Reyes Magos existen, que no son tres seres del pasado vestidos con túnicas, que son gente corriente que está a tu lado; son la sonrisa de mi hija, la mirada de un niño; son aquella alegría que no esperabas y que veías que jamás vendría; son esa ilusión con la que te levantas por la mañana esperando hacer algo bueno por los demás. Por eso, porque creo en los Reyes Magos, sólo quiero pedirles cosas en las que espero estemos de acuerdo.

Queridas Majestades:  Este año no sé si he sido bueno, pero les garantizo que lo he intentado, que no le he hecho mal a nadie consciente y deliberadamente, que he dado de mi lo que de mí se esperaba e intentado hacer las cosas, al menos, con ilusión, alegría y lo mejor posible. Por eso, les quería pedir, como hacía de pequeño, amor en casa, aprender a ser mejor y que cuiden de mi familia y, si les queda un poquito de tiempo…. no, no les voy a pedir juguetes, como hice antaño, les voy a pedir serenidad en nuestras actuaciones, reflexión en nuestros hechos, sencillez en nuestro caminar y fe en España, en que juntos podemos hacer grandes cosas, en que mirar atrás sólo sirve para hacernos daño, en que sólo con esfuerzo, sinceridad y buen hacer saldremos adelante. Que sepamos gastar en lo preciso, que reduzcamos los “jefes” y valoremos cada vez más la libertad de los” indios", que somos todos, y necesitamos salud, dinero y amor que decía el clásico, que la política es algo decente si la hacemos decente, que el que está a nuestro lado puede vivir en el error, pero es tan bueno o mejor que los demás.

En definitiva,  que este próximo y revuelto año que debemos afrontar se llene de alegría, ilusión y trabajo que es lo que necesitamos todos.

Deseo de todo corazón que el 2016 sea un año de ventura, felicidad y prosperidad para todos.

En la imagen, la Adoración de los Reyes, de Giotto