Esta Navidad, hagamos un regalo al planeta

Durante estas fechas tan importantes, llenas de paz y amor, la ecología suele llevarse un duro golpe, la mayoría de las veces no intencional, debido a las prácticas culturales del hombre. 

[Img #514277]Todos estamos convocados a cuidar y reconocer nuestra casa común, a través de una ecología integral especialmente en este tiempo que estamos esperando como niños la Navidad, momento  para sorprendernos, para conocer y conocernos, ilusionándonos y perdonando nuestras limitaciones. 

La encíclica del Papa “Laudato si” nos puede ayudar. Es un texto de gran envergadura social, que aborda todos los temas de desarrollo sostenible y los de la justicia social, integrando de modo coherente la “ecología humana” y la “ecología ambiental”.

 En el Centro de Día de Atención Integral a las Drogodependencias de Cáritas, nos marcamos como objetivo, invitar a las personas a tomar conciencia de nuestras responsabilidades y las de las generaciones futuras, y así actuar en consecuencia para ser buenos administradores con nuestras responsabilidades ambientales, como personas que  habitamos la tierra.

El compromiso debe empezar por uno mismo. Un pequeño esfuerzo puede convertirse en una importante contribución en la mejora del Medio Ambiente y por tanto en la mejora de la calidad de vida. Una de las frases que más nos compromete dice: “Hay mil maneras de cambiar el mundo, la primera empieza por ti”.

San Francisco de Asís fue el que creó el primer belén y también ha sido inspirador de la encíclica del Papa. Por eso,  desde el Centro de Día, como San Francisco, fomentamos la capacidad crítica, valorando y siendo conscientes de las opiniones propias sobre el  entorno más cercano de cada uno de nosotros y descubriendo nuevos retos personales para afrontar situaciones que nos comprometan a nivel personal y en la sociedad. Así podríamos hablar  del  calentamiento global, que es real  y que los países ricos tienen una "deuda ecológica" con los países pobres,  así que, debemos presionar a los líderes políticos. Otro aspecto,  es la educación en valores como: Sabiduría, Sostenibilidad y Reconciliación, tres ejes del Desarrollo Humano Integral que tienen que  estar presentes todos los días en nuestras vidas.

Queremos compartir estas reflexiones porque desde el Centro de Día de Caritas, las consideramos imprescindibles en nuestras vidas, tanto individual como colectivamente. Igual es "el nacimiento del Dios hombre", luz que se renueva cada día en el camino cotidiano de nuestras vidas. Siempre juntos, pensando, laborando, imaginando, compartiendo nuestras ideas y nuestras risas una nueva y distinta Navidad. Así, pretendiendo "hacer y hacernos", llevamos ante sus ojos sin "casi" ninguna pretensión, este artículo. Miren de otra manera nuestro trabajo y sueñen con otros mundos y paisajes y con la inocencia atrevida de los niños. Rían con la seguridad que ello nos hará felices y un poco más ilusionados.

Gracias a ustedes, que si quieren, pueden  compartir con nosotros el misterio. No duden, los hemos escogidos como cómplices. En fin, muchas gracias. Sepan que todos hemos sido uno y uno todos. Encendamos todas las velas. 

P. D.: Nos gustan los parabienes, los aplausos, estos nos harán seguir renovando ideas y fuerzas para no faltar a la cita de nuestra Navidad en el Centro de Día de Drogodependientes, donde compartiremos otra vez con ustedes el inocente y alegre viaje a la fantasía de los Reyes Magos y del cuidado de  la naturaleza.