Viernes, 24 de noviembre de 2017

Las niñas bien

Además del título de una novela de Guadalupe Loaeza, es un concepto que me parece innecesario explicar, más que nada porque se usa, o usaba, también allá.

Aquí, desde luego, se sigue usando, hasta en publicidad. Les cuento: hay una marca en México, Lomecan, de productos para la higiene femenina. Su eslogan es “el de las niñas bien” y hacen hincapié en que “las niñas bien” también –con énfasis en el también– pueden tener infecciones vaginales…

Deduzco que lo que les pase a “las niñas mal” les trae sin cuidado; es más, si la infección viene de tener vida sexual activa, imagino que el mensaje que quiere transmitir esa empresa es que se lo merecen. Si no lo quieren transmitir, deberían hablar con sus publicistas.

La última campaña que yo he visto, porque no tengo de otra, es para vender un jabón: sale una chavalilla fresa –mexicanismo para pija– dice, con un tono exactamente igual al de una homóloga española –creo que el pijismo implica un tono al hablar que trasciende fronteras e idiomas– algo así como: “¿vas a usar ese jabón que usan tu padre y tus hermanos para lavar tus partes íntimas?”. Lo prometo, ya lo he escuchado varias veces porque es tan estúpido y ofensivo que pensé que había oído mal.

Pero no, el conservadurismo que vuelve –en México, en muchos sectores, no se ha ido nunca– se atreve con un concepto –casi eslogan– así; ¿puedo deducir, de ello, que más de una joven mujer cree que puede quedar embarazada por usar un jabón que usen también hombres? Ojalá no, pero el peligro de difundir semejante estupidez, ahí está.

Esta marca, en México, ya lleva un buen rato en el mercado y, la verdad, no he visto campañas contra ella; por lo mismo, sin que me lo tomen a mal las feministas, me atrevo a escribir sobre ello en un artículo, ahora que acaba de pasar el Día Internacional de la Mujer y que veo pasar campañas, mucho más discutibles, contra empresas de toda laya.

No quiero dejar pasar el 8 de marzo; considero que lo que alguna vez fue una fecha reivindicativa, sobre todo, ahora se mueve entre lo políticamente correcto y lo francamente cursi, con excepciones como un espot que me llegó de UPyD; me encantó por la normalidad… Y la mala leche (https://twitter.com/UPyD/status/574650956589084673).

Hecha la digresión, recuerden, ya les di la marca: Lomecan; no pongo foto no vaya a ser que me puedan atacar por usar su imagen o algo así…

Y perdonen que no se me ocurra algo chistoso para el punchline… Me molesta demasiado tener que oír y ver a diario, en 2015, estas estupideces y pensar que, si tienen para pagar anuncios de tele es porque la gente compra esos productos.

Ah, y felicidades a los pepes y a los padres, incluido el mío… Como en México no se celebra hoy, se me olvida…

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com