Miércoles, 18 de julio de 2018

El temor a la victoria de "la Roja"

Nunca se ha escrito y he escrito tanto sobre fútbol como estas últimas semanas. Pero tanto en mi anterior artículo ( “El misterioso cese del entrenador Lopetegui”) como en el de hoy, la materia sobre la que escribo no es tanto sobre fútbol sino sobre psicología de los grupos.

Ayer domingo vi solamente la segunda parte del partido contra Rusia y la prórroga; factores ajenos a mi voluntad me impidieron ver la primera parte. Pero  la observación del juego de la segunda parte y de la prórroga   me da seguridad para afirmar mi interpretación de la derrota de España. Los jugadores de “la Roja”, que aún  les identifiqué como un buen equipo en técnicas de grupo para compartir eficazmente el balón, mostraron un síntoma claro y significativo, que les llevó a la derrota: su conducta grupal de enorme inhibición frente a la portería del contrario. Parecía como si nunca hubieran ensayado estrategias de ataque, como si lo de menos fuera meter goles, o COMO SI TUVIERAN MIEDO A ARRIESGARSE Y TIRAR A PUERTA.

En mi opinión esta conducta ha sido la consecuencia de haber sufrido el cambio de entrenador del que escribí anteriormente. No tengo datos para demostrar por qué vericuetos mentales están relacionadas ambas conductas, pero estoy seguro de los datos de mi observación del partido del domingo, como pronostiqué con seguridad las consecuencias nefastas del cese del entrenador Lopetegui, la víspera del inicio del Mundial.

La seguridad en estas hipótesis está basada en la experiencia de haber trabajado durante largos años con grupos y saber que en un grupo o equipo se dan conductas, temores, deseos, inhibiciones del grupo, en su totalidad y que un grupo es algo diferente a la suma de los individuos. Como grupo, la Roja tuvo un miedo extraño a la victoria: eran mejores jugadores que los rusos, su calidad la habían demostrado en numerosas ocasiones, los rusos ni fueron buenos atacando ni excepcionales en la defensa. ¿Por qué no ganaron?

Admitamos con Woody Allen que en los acontecimientos el azar juega un papel decisivo (“Match point”); sí, pero secundario. Lo decisivo es la presencia de temas grupales, que permanecen inconscientes impidiendo realizar los supuestos deseos. En el caso de la Roja, ganar el partido contra Rusia.

Caigo en la tentación de generalizar y como hipótesis dejar en el aire la formulación de que hay una parte de la sociedad española que con su miedo a los cambios, también está expresando su inconsciente temor a la victoria, a tiempos mejores.

Pero esto son “palabras mayores”…