Sábado, 23 de junio de 2018

Rentas complementarias

 

Teniendo en cuenta las características especiales de las vías pecuarias precisan de una divulgación especial, partiendo de la señalización, y el equipamiento, como se hace con cualquier camino. Existen ya experiencias de este tipo en España como la Cañada Real de los Roncaleses en Navarra, o la Cañada de la Plata en Extremadura, o el Camino Real del Puerto de la Mesa, o la Cañada Real Galiana en Madrid.

El hecho es que estos caminos pastoriles atraviesan varias provincias y comunidades autónomas obliga a preparar una señalización única para todo el recorrido, no como en la actualidad que cada comunidad ha diseñado una señal para la vía pecuaria diferente a la vecina, con lo que los pastores deben estudiarse los cuadernos de identidad corporativa de cada zona.  El camino da identidad al recorrido y debe tener una sola imagen. Además se deben ofrecer las topoguías como las que utilizan los senderistas, pero a las que se le han de añadir todos los valores naturales, patrimoniales y culturales de los márgenes del itinerario.

Es imprescindible la preparación de personas que conociendo el recurso y los valores culturales de los pueblos ribereños, sirvan de guías acompañantes de los visitantes y les inculquen a la vez el interés por el producto y su respeto. Aprovechando y haciendo coincidir los recorridos con fechas y actividades de los pueblos de la zona se puede dar vida a esas localidades. Esta oferta se puede realizar  a través de empresas de servicios en las que pueden participar  también los ganaderos, ya que es un importante recurso el organizar excursiones  acompañando a los pastores trashumantes y trasterminantes  en su recorrido estacionales, como ya he hecho, en Ávila, La Rioja, Navarra, Castilla la Mancha. Perder la prioridad ganadera de las vías pecuarias sería un grave error lo mismo que no implicar a los ganaderos en estos proyectos.

En la actualidad la participación de los ganaderos en actividades no pecuarias alrededor de las vías pecuarias es muy reducida, pero con una campaña de información se podría conseguir su participación. Además de deben preparar alternativas para el momento el que los precios del ganado vuelvan a caer, ya que la desaparición de las “primas de compensación de rentas” de la política agraria común, PAC, puede que disminuya la rentabilidad de la actividad ganadera. Para esa fecha se deben preparar alternativas que se inicien en la actualidad y que estén consolidadas en el futuro