Martes, 19 de junio de 2018
Béjar al día

El turista de naturaleza, cada vez más exigente con el cuidado del medio

BÉJAR | Exposición en el Teatro Cervantes sobre el cambio climático

FOTO: JULIÁN MATEOS

Hoy se celebra en todo el planeta el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1972, con el objetivo de sensibilizar a la población mundial y a los Gobiernos, de la necesidad de convertirse en agentes activos del desarrollo sostenible y cooperar en evitar el temido cambio climático que está destruyendo ecosistemas y especies, cambiando la geografía del planeta.

Son muchos los aspectos en los que todos los seres humanos podemos contribuir al sostenimiento de nuestro entorno y en Béjar es especialmente importante dado que gran parte de la ciudad está rodeada de naturaleza que pretende ser un recurso turístico que contribuya a la economía de toda la zona. Por eso es necesario que el impacto humano sea el menor posible para que en el presente y en el futuro, este uso sea sostenible y las cosas se hagan bien desde el principio.

El turismo consume recursos, paisaje y provoca transformaciones, pero es un sector vital para la economía, las tendencias actuales de las regiones receptoras están encaminadas a la protección a la vez que al fomento de las oportunidades, respetando siempre la biodiversidad y los procesos ecológicos que hacen posible la vida, con planes que desarrollan estos principios.

En los últimos años, diversos indicadores prueban el interés que han alcanzado los espacios protegidos y el medio rural, como destinos turísticos para la práctica del ecoturismo basado fundamentalmente en la observación de fauna o especies florales, el turismo activo que incluye las actividades deportivas en la naturaleza y el de esparcimiento y recreo.

Una inadecuada planificación y ubicación de las actividades puede ocasionar daños en el suelo, en la vegetación, en la fauna, efectos en la calidad del agua, impactos en la atmósfera y en el paisaje sonoro e incluso en el mismo paisaje y el turista cada vez es más consciente de ello, por eso se informa y tiende a la selección positiva, aprecian mucho más los espacios protegidos como lugares donde el disfrute y el descanso no sea invasivo.

Todo esto debe ser tenido muy en cuenta por las administraciones públicas que organizan eventos en el medio natural, y por las empresas que organizan actividades u ofrecen propuestas de alojamiento y restauración en el entorno rural, que además de cumplir con la legislación vigente deben lograr involucrar a empleados y clientes en la sostenibilidad del entorno y tomar medidas que van a ayudar a la rentabilidad de su negocio entre este tipo de clientes que se caracteriza por ser bastante exigente en cuanto a la conservación del medio ambiente.

Entre estas medida vamos a mencionar algunas muy sencillas que redundarán a corto plazo en la rentabilidad de los negocios relacionados con el turismo rural y que cualquiera puede poner en marcha en su establecimiento y serán apreciadas por sus clientes:

  • Mejorar la gestión ambiental del propio negocio
  • Unir la oferta de la empresa con la del espacio en el que se ubica.
  • Colaborar tomando medidas en el propio negocio que contribuyan a la mejora de la economía local.

Conmemoración en Béjar del Día del Medio Ambiente

En Béjar hoy el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Medio Ambiente, ha inaugurado en el Teatro Cervantes la exposición El cambio climático, que estará abierta toda la semana que viene en el horario de la Muestra de Teatro Infantil, y que cuando finalice, el consistorio ha puesto a disposición de los colegios y asociaciones de la ciudad para ser expuesta en sus propias instalaciones o ser utilizada para proyectos educativos y de concienciación del cambio climático y las consecuencias que ya está teniendo para los seres vivos.

Esta muestra ha ido acompañada de la proyección de un documental de Manuel Campo Vidal titulado ‘Los vigilantes del planeta’, que realizará su último pase, abierto a todo el público, a las ocho de esta tarde.