Lunes, 18 de junio de 2018

Solar de La Victoria Roble 2012, el sabor primario de juan garcía

La Asociación Cata Añada celebró en el restaurante Hispania 20 otra de sus célebres catas ciegas con Javier Bragado como director de cata

Momento de la cata en el restaurante Hispania 20

En el restaurante Hispania 20, la asociación enológica Cata Añada celebró días atrás otra de sus catas ciegas. En esta ocasión Javier Bragado actuó como director de cata para evaluar Solar de la Victoria Roble 2012 (DO Arribes), vino elaborado 100% con la varietal juan garcía por la bodega Viña Romana, situada en la localidad de Villarino de los Aires.

Solar de La Victoria Roble 2012  (DO Arribes)

El Vino Tinto Solar de la Victoria Roble es un vino tinto elaborado por la bodega Viña Romana, en la localidad de Villarino de los Aires, de la DO Arribes del Duero, es elaborado con la variedad de uva 100% juan garcía.

La bodega Viña Romana se asienta en la DO con las esperanzas puestas en que no se arranquen ni se dejen perder más viñas y que el vino de Arribes sea reconocido en todos los lugares por su buena calidad. Y vienen para hacerse cargo rodeado de un equipo humano especializado y expertos en elaboración de vinos de calidad.

La Bodega

Esta bodega fue mandada construir e inaugurada por la Cooperativa del Campo de San Roque en el año 1.962. Se construyó y así se ve en su disposición interior para la elaboración de vinos a granel, con una capacidad para albergar hasta 1.000.000 de litros de vino, en sus cubas de hormigón construidas in situ sobre y bajo tierra.

En 2006, la cooperativa acomete importantes mejoras para adaptarse a los tiempos, como la incorporación de tanques de acero inoxidable y el forrado de sus antiguas cubas, además de adquirir un moderno equipo de embotellado.

En 2008 pasa a ser gestionada por Hermanos Flores, llegados de la Ribera del Duero, adquiriendo así la catalogación de Bodega Viña Romana. A partir de ese momento comienza una nueva etapa y logra poner sus vinos entre los mejores y en los salones más prestigiosos de Europa.

Clima

Al hablar del clima de Arribes del Duero, conviene primero situar el entorno climático  (Zamora y Salamanca) en el que se encuentra, relacionándolo a la vez con el clima general de la Meseta del Duero, Los rasgos climáticos de Arribes del Duero son muy característicos, y constituyen uno de los principales criterios definidores de este espacio, donde el clima presenta notables diferencias respecto al del resto de la región, con inviernos fríos y largos; veranos cortos y calurosos. En los encajados cañones, no se conocen las heladas y la temperatura media de enero es de unos 9º C; siendo la de agosto de unos 26º C, todo esto favorecedor, y teniendo en cuenta que la vid lleva milenios en la zona, se puede concluir que este espacio agrario responde plenamente y en las mejores condiciones posibles a las exigencias de la viña.

Suelo

El tipo de suelo evidentemente depende de la roca madre y en los Arribes del Duero, esta roca desde un punto de vista geológico está constituida por rocas (graníticas), como materiales mayoritarios, también existen rocas sedimentarias, principalmente pizarras. Esta circunstancia, unida a lo accidentado del relieve, con pendientes comprendidas entre el 10 y el 30 %, retienen y regulan muy bien la humedad, por lo que sobre estos suelos se pueden alcanzar profundidades y espesores muchas veces superiores a los dos metros, vegetando muy bien sobre ellos la vid y otras plantas leñosas.

Químicamente son terrenos pobres en cal, y de naturaleza ácida con un pH, que oscila entre un 5 y 6.

El componente en materia orgánica es escaso (de un 1.5 a un 3 %).

Estos suelos son también pobres en elementos y oligoelementos esenciales, aunque una vez subsanados resultan idóneos para el aprovechamiento para viñedos, olivos y frutales, contribuyendo además con la penetración de sus raíces en el suelo y subsuelo a la contención de las laderas.

Graduación alcohólica: 13,5%

Envejecimiento: 5 meses de crianza en barrica.

Viñedo.

La uva juan garcía es una variedad de tinta española de la zona de Arribes del Duero en la provincia de Salamanca y Zamora. Aunque juan garcía es la denominación más habitual, especialmente en la provincia de Zamora, también se la conoce como malvasía negra en algunos municipios de la zona salmantina y negra en algunos pueblos ribereños portugueses.​

Se la considera uva autóctona del Duero, siendo prácticamente imposible encontrarla fuera de esta zona. Proporciona excelentes vinos jóvenes, crianzas y reservas. También se utiliza como complementaria con otras variedades de uva de Castilla y León y Galicia. Ocupa casi el 65% de los viñedos arribeños, llegando en algunos municipios como Fermoselle o Pereña al 90% de la superficie cultivada.

ASPECTO: Rojo cereza, de capa media/alta, ribete granate. Limpido.  

OLOR: Intensidad media, fruta pasa, notas lácticas, compota de ciruela. Tostados y especias.

SABOR: Prevalece el sabor primario de la uva, ligero, afrutado, poca acidez. Poca estructura en boca, redondo y equilibrado.

NOTA

No conviene dejar para guarda.

RELACION CALIDAD/PRECIO: 5,90 Euros, EXCELENTE

PUNTUACION: 89

00-60 DEFECTUOSO

61-70: REGULAR

71-80: CORRECTO.

81-85: BUENO.

86-90: MUY BUENO.

91-95: EXCELENTE.

96-100: EXTRAORDINARIO.

CONSUMO: entre 15 y 17ºC

MARIDAJE: Atún rojo, legumbres, pates, quesos semi curados, aves, caza.

 

ARRIBES*

La comarca vitivinícola de las Arribes del Duero, propiamente dicha, se desglosa de la penillanura zamorana/salamantina formando una estrecha y alargada franja de unos 140 kilómetros; por encajados y recogidos valles al borde a veces del abismo que han horadado el Duero y sus afluentes: Tormes, Uces, Huebra y Águeda.

Uno de los lugares más antiguos y remotos de la cultura del vino, a la vez que poseen el aura de un descubrimiento brillante y reciente; son los vinos de Arribes del Duero, que se presentan casi como un secreto para iniciados. Pero sin perder el gran valor de lo accesible, directo e íntimo; que junto a sus virtudes y cualidades, auténtico recreo para los sentidos, los hacen en justicia merecedores de llegar hasta su copa, como sabedores de que usted se encuentra entre los degustadores de lo óptimo.    Gozan del prestigio del mítico río Duero. Uno de los grandes cauces fluviales de la Península Ibérica, que para salvar un desnivel de casi 700 metros en la búsqueda del océano, ha tenido que cortar como a cuchillo, torrencialmente, una masa de granito que da perfil a la geografía arribeña.
Cuentan en la actualidad con una superficie de casi 5.000 hectáreas. Enmarcados en un clima milagrosamente mediterráneo para estas latitudes. Y una tradición en la labor de la viña y la elaboración del vino que parecen arrancar de tiempos fenicios; dándonos por resultado el deslumbrante Vino de la Tierra ARRIBES del DUERO. Mención provisional en la consecución de una auténtica y merecida Denominación de Origen.

Director de cata, edición y fotografía: Javier Bragado

Salamanca a, 1 de Junio de 2018