Sábado, 23 de junio de 2018
Bracamonte al día

Los vecinos de las ‘casas bajas’ de Chamberí piden soluciones tras la última inundación de sus viviendas 

PEÑARANDA | El agua acumulada ha dejado importantes daños en electrodomésticos, suelos, paredes o baños
Imagén de uno de los patios anegados tras la tormenta que inundaba algunas de las casas bajas de Chamberí
Los vecinos de las conocidas como ‘casas bajas’ de la Calle Chamberí continúan tratando de volver a la normalidad tras la importante tormenta vivida el pasado martes en Peñaranda, que entre otros problemas, terminaba inundando parte de estas viviendas en muy pocos minutos.
 
La situación se complicaba a tal extremo que eran los propios vecinos quienes con gran nerviosismo achicaban el agua de las casas con cubos y cepillos, necesitando la intervención de los Bomberos para evacuar la gran cantidad caída y que, tras acumularse en las viviendas, dejaba tras de sí un rastro importante de daños y desperfectos en suelos de tarima, puertas, electrodomésticos, muebles de cocina y baños.
Los propietarios aluden a que la inundación podría deberse al escaso diámetro de evacuación que dispone la tubería general, algo que habría generado que rebosaran los desagües de los baños e incluso a nivel de los inodoros, llegando alcanzar en algunos casos, tal y como destacan, los 50 cm de altura.
 
Una situación que ha generado un importante malestar en esta conocida zona de viviendas bajas, que ahora continua tratando de volver a la normalidad mientras los vecinos limpian y hacen un inventario de daños y equipos afectados para poder dar parte a las aseguradoras y comenzar con sus reclamaciones, a la vez que insisten en la necesidad de que la situación sea analizada por técnicos municipales  para tratar de dar con la solución a una problemática que parece repetirse cada vez que la lluvia es más intensa de lo normal.