Sábado, 26 de mayo de 2018

Cartas de los lectores

(Des)Población y ferrocarril

Estamos en unos momentos, entiéndase: momentos políticos, donde en algunos partidos, cuyos nombres no hace falta poner ní sus siglas esbozar, parece que se han encontrado, de repente cual sopetón, con que aquí [ya saben, el todo aquí de Sa+Za+Le], se está marchando la gente a borbotones o que, en traducción libre, el personal que queda está bajo minimos.

Puestas así las cosas-.- o sea con la ostensible evidencia generalizada de la muy grave despoblación -, se nos avisa, por unos y otros, con una Agenda Anti-Despoblación, como novedosa medida, a la cual le deseamos, de forma sincera, toda suerte de dichas, venturas y éxitos.

Nos viene tambien ahora al recuerdo, que ya, en muchas ocasiones, habíamos enlazado, como una de las causas de la galopante despoblación (aquí), el cierre (aquí) de la línea ferroviaria de La Línea de La Plata (PSOE-1985).

Desde tal posición, y en nuestro argot e ilación discursiva, para que cualquier Agenda Anti-Despoblación tenga un pizco de verosimilitud en su posibilidad de ser efectiva, se necesita antes, de forma previa, el restablecimiento de los servicios ferroviarios [aquí en el Oeste de España], de los que fueron, en nuestro parecer político y social, injustamente  desposeidos.

Este orden de factores:

1°) reabrir el servicio ferroviario de La Vía de La Plata.

2°) poner en marcha la  Agenda Anti-Despoblación

no es, en modo alguno, nada baladí, pues ya, y de salida, evita tragaderas alevosas y calenturas mentales, que son, como es sabido, ocurrencias de los idus pre-electorales.

Lo ya indicado, objetivadamente hablando, no es para echarlo en saco roto, puesto que presumimos que la tal 

 Agenda Anti-Despoblación, dada su envergadura no es una "cosa local" y tendra que estar tamizada dentro de los planes, que presentados por nuestro Gobierno del Reino de España, con visado de la Unión Europea.

Y entonces, visto que la Unión Europea, circula/actúa/comercia abundantemente con servicios ferroviarios, muy dificilmente podrá agradarle una  Agenda Anti-Despoblación, que no cumpla con tal y tan concreto tipo de transporte.

En el lenguaje coloquial de nuestra triprovincial Región Reino Leonés diríamos que: " es mal negocio poner el carro delante de los bueyes", pero claro esto (de reponer el ferrocarril del Oeste), lo tienen que decidir en las ubicaciones del madrileñismo político y puede que alli, por aquello de la ruralidad comarcal regional leonesa, esto tan ejemplar, de "lo del carro", que hemos dicho, no lo entiendan.

Cuando los vascos compran nuestros bueyes y los emplean en las competiciones del arrastre de piedras, siempre los colocan delante de las piedras. Los vascos sí que saben. 

Pudiera ser con interrogantes, pero todo,  apunta a que es con admiración:

¡Que manera de mejorar el cupo!

¡Que tres presas en el Tamega!

¡Que OPA a eléctrica del Viesgo!

Y mientras, nosotros: los leoneses, esperando que Madrid entienda, ¡y asuma !, la logicidad del tren La Vía de La Plata.

Francisco Iglesias Carreño, presidente de PREPAL