Domingo, 27 de mayo de 2018

La Feria Ibérica de Turismo de Guarda, una feria típicamente portuguesa

PORTUGAL | El certamen de promoción turística se afianza en dimensión y visibilidad, pero con escasa presencia española más allá de las regiones fronterizas

Álvaro Amaro y Ana Godinho, junto con otros representantes municipales portugueses/ Foto: R. Martín-Garay

La FIT (Feria Ibérica de Turismo) abrió ayer sábado sus puertas a una nueva edición, la quinta, en la que ya se muestra como un evento consolidado en el sector turístico. El día transcurrió entre la curiosidad de los visitantes, la inauguración oficial de la feria y el protagonismo de Béjar, por ser la localidad a la que se dedicaba la primera jornada de la feria.

El acto de inauguración contó con la presencia de la secretaria de Estado de Turismo de Portugal, Ana Mendes Godinho, la presidenta de la CCDRC (Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Centro), Ana Abrunhosa, el diputado de Turismo de la Diputación de Salamanca, Francisco Javier García Hidalgo y el presidente de la Cámara Municipal de Guarda, Álvaro dos Santos Amaro, además de los representantes de otras corporaciones municipales portuguesas y españolas.

En sus primeras palabras, Álvaro Amaro quiso agradecer a todos los representantes de los municipios, asociaciones, comunidades intermunicipales y otros organismos públicos su presencia, mencionando especialmente el acompañamiento de los representantes salmantinos y de la presidenta de la CCDRC y la secretaria de Estado.

“Esta feria ya es un éxito”, afirmó Amaro, haciendo alusión, después, al hecho de haber tenido que rechazar la solicitud de 120 expositores que pretendían asistir a la feria, dado que, con bastante antelación, ya estaba todo ocupado.

El diputado de Turismo, Patrimonio Artístico y Monumental, Francisco Javier García Hidalgo subrayó que, para la Diputación de Salamanca, “es un honor asistir a la FIT”, recordando que el turismo es ya un sector estratégico para la economía provincial, por lo que, entre los objetivos actuales, está el de impulsar la provincia como destino multiproducto, aumentando la calidad de los servicios y el número de turistas que nos visitan, así como su movilidad por todo el territorio.

En relación a Portugal, García Hidalgo comentó que, desde hace tiempo, es un nicho de mercado para Salamanca” y, a este respecto, el presente y el futuro pasa por “comercializar unidos recursos conjuntos, teniendo en cuenta que, además, la frontera es un recurso turístico en sí mismo”.

Quiso aprovechar la ocasión para enumerar las rutas turísticas con que cuenta la provincia y señalar los eventos turísticos más importantes para Salamanca en este 2018, como son la celebración del octavo centenario de la Universidad, el trigésimo aniversario del reconocimiento de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad o la tercera edición del festival Luz y Vanguardias, que se desarrollará en junio por toda la provincia.  

La secretaria de Estado de Turismo de Portugal, Ana Godinho quiso hacer hincapié en el papel que han desempeñado las regiones del interior de Portugal en el desarrollo turístico del país. Aseguró que, de los 74.000 puestos de trabajo creados en este sector durante los últimos años, la mayor parte de ellos han sido en el interior, debido a las políticas de discriminación positiva implantadas en estas tierras, que habrían hallado respuesta en sus gentes, convirtiendo el interior portugués en líder en innovación turística. En cuanto a las ayudas al interior, Ana Godinho subrayó la eficacia del  programa luso ‘Valorizar’, que comenzó con una inversión de 10 millones de euros, ampliándose posteriormente a 20, después a 30 y que, en la actualidad, tiene presupuestados 60 millones de euros destinados “a este territorio de baja densidad poblacional, pero donde las personas y las empresas, responden”, afirmó Godinho, que terminó su emotivo discurso asegurando sentirse “la embajadora más orgullosa de estas tierras; iré hasta el fin del mundo para promover Portugal”.

Como era el día dedicado a Béjar, los representantes de la ciudad tuvieron muchas oportunidades para dar a conocer todos aquellos atractivos con lo que cuenta en calidad y cantidad la localidad. El concejal de Turismo, Ángel Orgaz, hizo un breve recorrido por todos ellos, dirigiéndose a visitantes y medios. Partiendo de la estación de esquí de La Covatilla, como núcleo, desplegó un abanico de motivos por los que el viajero portugués se podría sentir interesado en conocer Béjar.

Puso de manifiesto el gran sacrificio que hace Béjar para estar presente en esta feria con stand propio, con el acompañamiento de la Coral de Béjar y del Grupo de Bailes Tradicionales de Béjar y un puesto de restauración en el que los visitantes podrán disfrutar de un menú con platos típicos bejaranos, como la ensalada de limones, el calderillo o la leche frita, por un precio de 8 euros. Hoy domingo, en el apartado de showcooking, se realizará un calderillo bejarano con posterior degustación gratuita.

La concejala de Cultura de Béjar, Puri Pozo, se centró en la fiesta del Corpus Christi y en la leyenda de los Hombres de Musgo que la acompaña, por ser uno de los símbolos de Béjar, por su categoría de Fiesta de Interés Turístico Nacional y por la cercanía de la próxima celebración, aprovechando así para invitar a todos los portugueses a participar de ella durante los días 2 y 3 de junio.

El alcalde de Béjar, Alejo Riñones, también presente en la FIT, quiso poner de relieve el interés que para la ciudad textil tiene Portugal y, en concreto, las Beiras, pues afirmó “el 30% de los visitantes de La Covatilla son portugueses, la mayor parte, de esta zona. Venir a Guarda, conviene, por la procedencia de los turistas que recibimos y porque Guarda y Béjar son ciudades hermanadas desde 1981”. Alejo Riñones lanzó ayer en Guarda una propuesta: “creo que el triángulo compuesto por Guarda, Salamanca y Béjar es muy interesante para hacer algo juntos a nivel turístico, pues las tres localidades son diferentes, por lo que se complementarían, y también tienen puntos en común”.

Quiso el alcalde de Béjar agradecer a la Cámara Municipal de Guarda su invitación y el trato recibido, “aquí nos tratan con cariño, nos tienen en cuenta”, apostilló, y recordó que la ciudad textil ha estado presente en esta feria en las cinco ocasiones que se ha celebrado y prevé volver, pues “esta es la feria de turismo que más le interesa a Béjar”, afirmó Riñones.

Ya que estamos en un evento potenciador del iberismo, le preguntamos al alcalde sobre el proyecto conjunto con la localidad de Mealhada, mediante el cual El Bosque de Béjar y el Parque Nacional de Bussaco (Mealhada) optan a una subvención de fondos europeos de un millón de euros cada uno, destinados a tareas de recuperación. Contesta Alejo Riñones que en dos o tres meses esperan tener una respuesta y confían en que sea positiva.

Además de Béjar, otras corporaciones locales salmantinas como Trabanca, Alba de Tormes, La Alberca o Guijuelo cuentan con expositor en la FIT. Otras, visualizan su cooperación diaria mostrando sus recursos turísticos en conjunto, como es el caso de Fuentes de Oñoro con Vilar Formoso, Ciudad Rodrigo con Almeida y Siega Verde con Foz Côa, como parque arqueológico único. También la Diputación de Salamanca muestra en un stand los recursos turísticos de la toda la provincia e informa sobre todos ellos bajo el lema ‘Salamanca emociona’.

Más allá de nuestra provincia, solamente la Diputación de A Coruña, la Diputación de Badajoz, el Ayuntamiento de Ponferrada, Castilla y León y Extremadura participan en esta edición de la FIT, que cuenta con 200 expositores, de los cuales, sólo 20 españoles. 

En una feria que lleva en sus siglas el iberismo, se echa en falta a otras regiones españolas distantes de la frontera. Si la FIT se ha convertido en la segunda feria de turismo más importante de Portugal, -según sus organizadores-, es de suponer que otros operadores turísticos españoles podrían tener en Guarda un buen escaparate hacia el mercado portugués.

La FIT continúa hoy con Extremadura como protagonista de la jornada. Mañana lunes, será el turno de Castilla y León. A lo largo de estos tres días que restan de feria, las demostraciones gastronómicas en vivo y las pruebas realizadas por empresas de deporte y aventura, serán alguno de los puntos de interés para el gran público, junto con la música y la degustación de productos. La FIT permanecerá abierta hasta las 20 horas del martes día 1 de mayo, desde las 12 a las 24 horas. La entrada cuesta 2 euros, la general para los cuatro días, 5, y los niños hasta 12 años no pagan entrada.

Ana Godinho, secretaria de Estado de Turismo de Portugal, quiso acabar su discurso inaugural en la FIT con estas palabras de la célebre escritora brasileña Clarice Lispector: “quien camina solo es posible que vaya más deprisa, pero el que va acompañado, con seguridad, llegará más lejos”.