Lunes, 23 de abril de 2018
Bracamonte al día

Nada puede con el tradicional paso de los Quintos de Alaraz por el río Gamo

Cientos de fieles siguieron de cerca un año más este clásico momento del Lunes de Aguas 
Los Quintos de Alaraz cumplían con su tradición de cada lunes de aguas y pasaban el rió Gamo en honor al Santo Cristo del Monte y la Virgen
Quienes pensaban que el intenso frio y la constante lluvia iban a poder con una de las tradiciones más destacadas de la provincia de Salamanca cada Lunes de Aguas sinceramente estaban muy equivocados… Un año más, fieles a su cita anual, los Quintos 2018 de Alaraz protagonizaron la estampa de este lunes semifestivo, llevando a cabo su paso por el río Gamo para honrar al Santo Cristo del Monte en su bajada anual desde su ermita que preside hasta la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Castillo. 
 
Han sido cientos los vecinos y fieles de ambas imágenes los que han arropado a los 16 Quintos en su recorrido desde el pequeño templo en el que, tras el encuentro entre las imágenes del Cristo y la Virgen, se oficiaba una solemne misa en latín celebrada en la Ermita del Cristo, siguiendo estrictamente el proceso que marcan los orígenes de esta celebración. 
 
Una vez finalizada la misa, arrancaba la romería que volvía a recorrer los caminos del municipio entre un gran ambiente y la intermitente lluvia hasta llegar al rio Gamo donde se producía el esperado paso de los jóvenes entre un gran ambiente festivo y multitud de cámaras, mientras ambas imágenes presenciaban la estampa desde el puente que atraviesa el rio en este tramo.
 
Y desde ahí el cortejo se encaminaba hacia su final en la Plaza Mayor, con varias paradas obligadas para los bailes en honor a las imágenes, animadas por los constantes sones de la dulzaina, que acompañaba el caminar hasta las puertas del templo parroquial alaraceño en el que tenía lugar el tradicional posado y fin de fiesta, seguido ya por una multitud de vecinos que no dudaban en echarse a la calle para vivir este destacado momento que cada año suscita mayor curiosidad dentro y fuera de la comarca peñarandina.