Domingo, 20 de mayo de 2018

Una sentencia obliga a indemnizar a una enfermera interina de Salamanca con 20 días por año

El juzgado considera que su nombramiento en ese puesto de Primaria fue como personal estatutario interino mediante una contratación temporal para satisfacer necesidades permanentes del servicio

Una enfermera pone una inyección a un paciente en el Clínico

Una sentencia del Juzgado Contencioso-administrativo Nº 1 de Salamanca reconoce a una enfermera el derecho a ser indemnizada con 20 días por año de servicio, con el límite de doce mensualidades, tras su cese en el puesto que ocupaba en Atención Primaria porque el juzgado considera que su nombramiento en ese puesto fue como personal estatutario interino mediante una contratación temporal para satisfacer necesidades permanentes del servicio.

La enfermera, representada por los Servicios Jurídicos de SATSE, reclamaba esa indemnización de 20 días por año trabajado tras haber sido cesada de su puesto en Primaria en la provincia de Salamanca, puesto para el que fue nombrada el 3 de noviembre de 2009 y del que se la cesó el 8 de noviembre de 2016. La demandante solicitaba el derecho a percibir una indemnización equivalente a la que tienen reconocidos los trabajadores temporales con vínculo contractual laboral.

El juzgado considera en su fallo que ha quedado acreditado que tuvo lugar el nombramiento de esta enfermera como personal estatutario interino, y que “procede concluir que se ha procedido a la contratación temporal para satisfacer necesidades permanentes, manteniéndose en el tiempo, por lo que procede entenderlo como una situación de abuso de la contratación temporal y un fraude en términos de que lo describe el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea”.

La sentencia, contra la que no cabe recurso de apelación, explica que el cese se produjo porque esa plaza se ocupó en el concurso de traslados de 2016 para la provisión de plazas vacantes de personal estatutario enfermero de la Gerencia Regional de Salud. Pero también cita que la sentencia del TSJ de Castilla y León de 22 de diciembre de 2017 que a su vez aplica sentencias del TJUE reconociendo esas indemnizaciones a médicos en similar situación.

El juez explica que la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 14 de septiembre de 2016 recuerda que el Acuerdo Marco europeo establece el respeto al principio de no discriminación y que con ello se intenta establecer también un marco para evitar abusos derivados de la utilización de sucesivos contratos o relaciones laborales de duración determinada. También señala que la cláusula 5 del Acuerdo Marco tiene por objeto alcanzar uno de los objetivos del mismo, que es imponer límites a la utilización sucesiva de contratos o relaciones laborales de duración determinada, considerada fuente potencial de abusos en perjuicio de los trabajadores.

El fallo continúa explicando también que la sentencia del TJUE precisa que no puede admitirse que nombramientos de duración determinada puedan renovarse para desempeñar de modo permanente y estable funciones de los servicios de salud incluidas en la actividad normal del personal estatutario fijo.