Martes, 20 de febrero de 2018

Cientificas curiosas

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y, para celebrarlo, en toda España desde el 1 de febrero hasta el 15muchas ciudades y pueblos españoles se llenan de actividades. Con esta iniciativa se pretende visibilizar la labor científica de las mujeres y fomentar las vocaciones en las niñas. En la página www.11defebrero.org podéis consultar toda la información y propuestas, además de biografías de científicas, actividades para hacer en casa o en el colegio y muchas otras posibilidades.

Nosotras queríamos aportar nuestro punto a la causa y por eso nos hemos convertido en CIENTÍFICAS CURIOSAS durante unos días. Decía Santiago Ramón y Cajal que “al carro de la cultura española le faltaba la rueda de la ciencia”, y por eso nos decidimos a inventar con mucho respeto, muchas palabras y muchas historias algo que revolucionara el panorama científico y que demostrara que las mujeres tienen mucho que contar. 

Pero… nos dimos cuenta de que YA hay muchas, muchísimas mujeres, cuyas aportaciones han revolucionado el campo de las matemáticas, la física o la biología. Descubrimos a Hedy Lamarr, actriz de Hollywood con una secreta vocación científica que la ayudó a sentar las bases del moderno sistema “wi-fi” que disfrutamos ahora; o a Marie Curie, cuyas aportaciones en el campo de la radioactividad salvaron muchas vidas de soldados en tiempos de guerra y sentaron las bases para poder vernos por dentro; incluso a Jane Godall,  la mayor experta en chimpancés del mundo que supo desde muy pequeña que quería escribir sobre los animales en África. 

Incluso en Salamanca tenemos referencias curiosas como la de Conchi Lillo, que trabaja en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) de la Universidad de Salamanca; o Laura Macías, bióloga e ilustradora a partes iguales, que transmite toda la emoción de sus dos vocaciones en cada obra que crea.

Compartir todo esto nos ha servido para seguir confiando en que podemos cambiar el mundo, cada uno desde su ámbito. Nosotras apostaremos por cambiarlo desde el nuestro, porque como decía María Baranda, escritora mexicana, “¿qué sería de un científico sin la lectura? ¿Qué sería sin esa etapa de cantos, juegos, cuentos de aventuras? No me imagino crear de la nada: traes todo un bagaje, un armado de lecturas que te va a ayudar a imaginar, a desplegar tu mundo interior"

Disfrutad de este día tan bonito, curiosos.

Rebeca Martín.