Viernes, 23 de febrero de 2018

¡¡¡¿En qué país vivimos?!!!

Siempre en la sociedad en que vivimos, nos estamos haciendo preguntas del porqué puede haber personas o grupos que pareciera no tienen otra cosa que hacer, que provocar daño, ¿Por qué tan poca humanidad?, ¿tanta injusticia?.

Vemos como desde el Gobierno se pretende privatizar la sanidad, o la educación, y pareciera que eso es lo normal, pues el partido más corrupto de Europa, es quien recibe más votos.

Una vez José María Pemán escribió: “La criada se siente muy  reconocida y muy contenta cuando ve a su señora lucir las joyas, porque al verla se cree que es ella la que está llevando las joyas”, esto le pasa al mundo, a aquellos que no han abierto los ojos, pues cuando alguien defiende a quien le está miserablemente explotando, a los “mercados”, a los políticos corruptos, han llegado a un nivel muy bajo como ser humano: bendecir la porra que te golpea, y besar la bota que te pisa.

El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos, así el Papa Francisco nos dice: “A la gente la empobrecen para que luego voten por quienes los hundieron en la pobreza”, cuanta verdad nos dice este buen Papa.

Pero sin embargo en la Iglesia Católica de España están al servicio de los poderosos, encubren a sacerdotes pedófilos y no veo que condenen a la dictadura del general golpista y asesino Franco, mientras que organizaciones humanitarias y un partido político que nos dice que sí se puede cambiar esto, luchan para que las familias no pierdan sus hogares a manos de los buitres de los banqueros, luchan por la igualdad y la dignidad de las personas, y por una distribución más justa de la riqueza.

Ahora yo me pregunto, si Jesús tomó el látigo para echar a los mercaderes del templo, y daba de comer a los hambrientos y de beber a los sedientos, ¿de qué parte estaría Jesús? , esto es lo que deberían ver aquellos que van cada día a misa y escuchan el evangelio, pero si no lo hacen parte de su vida cotidiana si no tienen amor por los demás, para nada les sirve estar en misa.

Hemos visto como jueces y fiscales han condenado a casi mil personas de un partido que todos conocemos, de prevaricación, cohecho tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, falsedad documental, fraude fiscal, blanqueo de capitales, (a alguno hasta le ha tocado reiteradamente la lotería), apropiación indebida, delito electoral, ¿qué podemos pensar?, pues al parecer no tenemos una democracia de calidad, parece que no hay un pensamiento ni reflexivo ni crítico, mucha gente hace lo que les dice la televisión, sin saber lo que algunos les esconden, fiándose de las mentiras que les cuentan, la opinión pública es una opinión mediática creada por los medios del poder, el poder económico.

Por eso no hay quien entienda esto, pues al ver como se están vaciando y quebrando de manera pavorosa la caja de las pensiones con el riesgo que esto puede acarrear, y una Ministra diciéndote que te vayas a un banco a hacerte un plan de pensiones, con un expolio generalizado, habrá que decirles que una pensión no es un salario sino un derecho adquirido en la vida laboral completa, cotizando y tributando, por lo que debe estar exenta de tributar por IRPF, pues ya lo hizo, no es justa una doble tributación, un jubilado no es un trabajador, lo fue y terminó su ciclo, por eso no entiendo algunos resultados electorales.

Yo no le temo a la represión del Estado, a lo que realmente le temo es al silencio de mi pueblo.

Quienes no defienden lo público son insolidarios, quienes roban lo que es de todos son unos corruptos, quienes apoyan a ladrones son unos miserables, pues quien elige a los ladrones, no es víctima, es cómplice.