Lunes, 23 de abril de 2018

Castilla y León busca en Bruselas seguridad jurídica para la gestión del lobo al sur del Duero

El consejero Suárez-Quiñones se reúne con el director general de Medio Ambiente para analizar las medidas a aplicar
El consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones

“El lobo al sur del Duero está protegido y la Directiva europea no se va a cambiar”. Así lo ha afirmado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, tras la reunión mantenida hoy en Bruselas con el director general de Medio Ambiente de la UE, Daniel Calleja, para analizar el plan de acción para la naturaleza, las personas y la economía y la gestión del lobo al sur del Duero.

El consejero Suárez Quiñones aseguró que hay que seguir trabajando para mejorar las directrices de interpetración de la Directiva del año 2007, renovándolas y actualizándolas. El objetivo de Castilla y León es que esos posibles cambios den mayor seguridad jurídica “a la hora de gestionar este conflicto y manejar las acciones preventivas y medidas de control de ejemplares para reducir el número de bajas en el ganado”.

“Hay que compatibilizar una especie protegida con la ganadería extensiva”, ha asegurado el consejero, remarcando que el problema del lobo no solo afecta a Castilla y León, también a otras comunidades y a otras regiones europeas. En este sentido, ha hecho referencia a las 37 medidas preventivas que recoge de la UE que Castilla y León estudiará para aplicar, teniendo en cuenta las peculiaridades de la ganadería extensiva. “Las que se puedan, se aplicarán y Europa nos ayudará”. Recordando que los ataques han aumentado en Ávila o Segovia, Suárez-Quiñones ha dicho que si las medidas no resultan efectivas habrá que reducir la densidad del lobo en determinados lugares, aplicando medidas que cuenten con el visto bueno de la UE “para darnos seguridad jurídica”.

Suárez-Quiñones ha explicado que, tras la visita realizada por parte de técnicos de la UE a explotaciones ganaderas de Ávila, Zamora, Segovia y Salamanca, el pasado mes de octubre, la Unión Europea “mejorará la interpretación de la Directiva, renovándola y actualizándola”, pero siempre con el objetivo de compatibilizar el lobo con la ganadería extensiva, que ha sufrido un importante número de bajas por los ataques del lobo.

Entre los acuerdos alcanzados hoy en la reunión de Bruselas, el consejero de Medio Ambiente ha afirmado que Castilla y León presentará propuestas para introducir en las directrices y participar en programas regionales en los que se debatan medidas preventivas o de conservación porque, que indicó, “el lobo tiene que tener un apartado específico”. Asimismo, Castilla y León consultará a la Comisión las medidas encaminadas a la gestión del lobo al sur del Duero, donde está prohibida su caza por una Directiva europea que no se va a modificar.

El consejero ha indicado que se reunirá con las organizaciones agrarias para trasladar los resultados de este encuentro y recordó que los ganaderos reciben en 22 días las indemnizaciones por los daños del lobo. También ha dicho que espera que este primer semestre se cierre el acuerdo para establecer las cuantías por el lucro cesante “para que sea justo y razonable”.