Viernes, 15 de diciembre de 2017

¿Qué es la pesca?

¿Qué es la pesca?, me pregunta mucha gente de la calle cuando ven en la televisión y en los medios de comunicación todo el revuelo que se ha originado con la pesca deportiva. Yo les digo que la respuesta es simple, la pesca es la captura de un pez, bien sea de mar o de río, y la manera de conseguirlo se llama arte de la pesca. Luego entramos en el diálogo y lo primero que hablamos es con muerte o sin muerte, y aquí empieza la polémica; que si son peces autóctonos y endémicos de nuestras aguas, que si son alóctonos y para rizar el rizo, exóticos.

Y no digamos de las normativas.  Para mí, pescar es disfrutar de los amigos y de la naturaleza, y engañar a un pez o cangrejo con las técnicas y artes que hemos ido experimentando y aprendido a lo largo de los años, aunque para esto tengamos que utilizar todas las nuevas tecnológicas; y por qué no, devolverlo a su medio natural con vida para poder seguir cumpliendo el ciclo natural.

Lo único que hemos perdido es el respeto por la naturaleza y el medio ambiente, la riqueza piscícola de nuestros ríos ha supuesto, en los últimos años, un incremento del turismo rural, siendo una actividad sostenible y un recurso importante para el desarrollo en la vida rural. El conocimiento de las especies que desarrollan su ciclo vital en una determinada masa de agua y zona geográfica es primordial para una buena gestión de la pesca y poder así conservar o gestionar dicho patrimonio.

La sociedad ejerce una demanda creciente de usos recreativos y sociales en la naturaleza, la evaluación requiere del análisis de sus dos componentes principales, el medio fluvial y el colectivo de pescadores. En el caso de la pesca deportiva, se trata de una actividad que está íntimamente relacionada con el medio fluvial, un medio muy diverso y prolífico, tan reducido y vulnerable que debe ser cuidado con mucho esmero.

Se nos termina el año y desde estas líneas aprovechamos para  felicitar a todos los pescadores de buena voluntad, amigos y familiares; que el espíritu de estas fiestas en las que nos sentimos más humanos y mejores nos dure todo el año. No quería despedir estas líneas sin un poema de nuestro amigo Armando Moralejo (DEP).

Tiempo de Navidad. ¡Navidad! Tiempo de amor y cariño, tiempo de perdón y paz, que ha nacido El Salvador en un humilde portal. Abrid las almas al bien, regalad felicidad, que siempre el más regalado, es el que los regalos da, y recibe dicha y gozo al hacer la caridad. Perdonar vuestras ofensas, y en abrazo fraternal, en Dios y en amor unidos festejad la Navidad.

Salud para todos y buena pesca.