Viernes, 15 de diciembre de 2017

La Confederación Hidrográfica del Duero prepara la próxima campaña de riego

El organismo se muestra también preocupado por la evolución meteorológica
Un canal adscrito a la CHD en Castilla y León.

La Confederación Hidrográfica del Duero ya ha puesto en marcha las primeras reuniones de las junta de explotación de los trece sistemas que conforman la demarcación, con el fin de abordar con los representantes de los usuarios cuestiones relativas a la próxima campaña de riego, como el canon y la tarifa a aplicar o la disponibilidad actual de agua en los embalses para que los regantes planifiquen correctamente sus cultivos. 

Las trece juntas están compuestas por un total de 166 vocales representantes de los usuarios -municipios que reciben abastecimiento, comunidades de regantes y titulares de aprovechamientos hidroeléctricos-, y suelen convocarse dos o tres veces al año.  Hasta el momento, ya se han celebrado las reuniones de las juntas de explotación de las zonas Adaja, en el embalse de Las Cogotas; Águeda, en Salamanca; Alto Duero, en Aranda de Duero; Arlanzón, en la presa de Úzquiza; Eresma, en la del Pontón; Riaza, en Peñafiel, y Tormes, en la central principal de bombeo de canal salmantino de Villoria-Armuña.
 
Incertidumbre ante la evolución meteorológica

En los encuentros, el director técnico de la CHD, Alfredo González, ha explicado que, partiendo de una simulación de datos que recoge las entradas a los embalses durante las tres últimas décadas desde los meses de diciembre a abril, la situación podría mejorar hasta recuperar la normalidad si las lluvias y nieves se mantienen en los valores medios durante este tiempo, “lo que aumentaría las reservas de los embalses hasta un nivel aceptable”.

El organismo de cuenca se ha comprometido, además, a proporcionar información puntual de las entradas y de la variación de los caudales en los próximos meses, así como a precisar, en las juntas de explotación previstas para marzo, el volumen existente para riego en cada sistema como referencia y decidir, entonces, qué tipo de cultivos conviene sembrar en las parcelas. 

Dotaciones por hectárea para mejorar el reparto equitativo 

Los responsables de la CHD también han señalado a las comunidades de regantes que, con independencia de las reservas hídricas disponibles para 2018, continuará el sistema de dotaciones por hectárea implantado esta campaña, que consigue un reparto homogéneo y equitativo entre usuarios de una misma zona, y favorece la autogestión del agua asignada a los titulares de las explotaciones. 

A lo largo de la segunda semana de diciembre, tendrán lugar las juntas de explotación de los sistemas Tera, Órbigo-Tuerto, Esla-Valderaduey, Carrión y Pisuerga-Bajo Duero, que habrán de aprobar para cada zona los importes del canon y la tarifa, que varía en función de la extensión de las superficies  regables, la antigüedad de los embalses y la existencia de infraestructuras como canales.