Domingo, 17 de diciembre de 2017

Sergio Marentes editado en Chile

El poeta colombiano Sergio Marentes

Espigamos cinco textos del nuevo poemario “La diferencia entre invento y descubrimiento”, que Hebel Ediciones ha publicado en Santiago de Chile, al poeta colombiano Sergio Marentes (Bogotá, 1983). Lleva un poema-preludio escrito por el poeta chileno Luis Cruz-Villalobos, director de Hebel.

Marentes es Director técnico de la Revista Rostros Latinoamérica y Editor general de la editorial digital Rostros Editores, ambas del Grupo Rostros. Es colaborador periódico de diferentes medios Hispanoamericanos con aforismos, poemas y relatos de diferentes tipos. Ha publicado el libro de relatos «Los espejos están adentro» y seis libros de poemas («Un bicho cayendo con épica agonía», «De un marzo los días todos», «Leyes mudas de la mano alzada», «Error binario del huevo de oro», «Nuevos cantos mañaneros, desafinados y mudos» y «Disentir de las paredes en blanco») reunidos bajo el título «Segunda poesía del poeta menos poeta».

Cualquier hora de cualquier día y cualquier noche, 65’000.000 a. C. según el Calendario Gregoriano

Dios despierta asustado por el golpe húmedo que se oye.

Recuerda que soñó que todo lo que pesara más que un niño era destruido para siempre, por los siglos de los siglos.

Duda luego de la ubicación de lo que acaba de morir, porque sabe que nada se crea ni se destruye, pero no lo dice, porque un buen mago nunca revela sus secretos.

Noche de cualquier día, 12.000 a. C. según el Calendario Gregoriano

Dios distancia las bestias del hombre para dificultarle los deportes.

Otorga inteligencia a las presas para parecerlo de por vida, y hasta en la muerte sobre la mesa.

Mañana de cualquier día, 7.000 a. C. según el Calendario Gregoriano

Dios pone sobre el suelo invisible que lo sostiene una semilla sobrante de su fruta del desayuno.

Pisa un poco con su pie descalzo y se queda viéndola crecer.

El tiempo es demasiado elástico, piensa cuando se empieza a cansar.

Mañana del 3 de noviembre, 1564 d. C. según el Calendario Gregoriano

Dios pide que le lleven a su única mano uno de esos árboles miniatura rellenos de carbón para escribir la historia del hombre.

Escribe todas las palabras conocidas por él y duda de si fue su culpa o de la herramienta que todo lo trae escrito adentro.

Mañana del 11 de febrero, 1929 d. C. según el Calendario Gregoriano

Dios mira para todos lados y comprueba que no hay testigos.

Sonríe porque el paisaje será perfecto para quien se agolpe a esperar a cada uno de sus sucesores.

ENLACES PARA DESCARGA LIBRE DEL POEMARIO

https://www.academia.edu/35170719/La_Diferencia_entre_Invento_y_Descubrimiento_poes%C3%ADa_Sergio_Marentes_2017_

https://issuu.com/hebel.ediciones/docs/2017_20-_20la_20diferencia_20entre_

  • Icthus, de Miguel Elías