Sábado, 18 de noviembre de 2017

Pactar con el diablo

208

Frente al bar de Emilio, un mendigo pide limosna a cuantos pasan por allí. En la tele, en ese mismo instante, nos cuentan que el PSC, los socialistas catalanes, irán a las elecciones con Units per Avançar, los herederos de Unió (esos de Convergencia y Unió, de toda la vida). Es decir, que el PSOE, en un nuevo quiebro, pacta con la derecha para… ¡Ay, que no sé muy bien para qué pactan! ¡Ah, sí, el mendigo! Pactan para mendigar algunos votos de los catalanistas moderados (aunque sean de derechas) no se vaya a confirmar un nuevo fiasco electoral de esa izquierda descafeinada que se llama PSOE (o PSC, según la marca territorial que toque).

Me entran ganas de reír, y de llorar y de volver a reír. Se me pasan enseguida, porque ya lo sabíamos, ya lo imaginábamos.

Ése Sánchez cuya prioridad era desalojar del poder a Rajoy, y que ni lo ha intentado, ése Sánchez que presume de ser el más de izquierdas de la península Ibérica, ése Sánchez pacta con Unió. Por el bien de España (dicen). Por el bien de Cataluña (dicen). Por el bien de Jauja (digo).

Cada vez me dan más pena los socialistas de bien.