Lunes, 20 de noviembre de 2017
Alba de Tormes al día

Restaurante Gastrobar OroViejo recibe el premio Calidad y Servicio de hosteleriasalamanca.es

Tras dos años y medio de trabajo, dedicación y compromiso, el restaurante OroViejo recibe el Premio Calidad y Servicio en la Décima Gala de los Premios de HosteleriaSalamanca.es.
Ángel Hernández, Hector Carabias y Andoni Sánchez

El Chef salmantino Héctor Carabias junto con su jefe de cocina, el albense Ángel Hernández , su Jefe de Sala, Andoni Sánchez y todo el equipo del restaurante, fueron galardonados por este premio que valoraba la atención brindada por el personal de sala, la calidad y estacionalidad de la materia prima empleada, la presentación de los platos y la oferta culinaria. 

Actualmente, el OroViejo es un espacio muy completo puesto que cuenta con un gastrobar y un restaurante. El equipo lleva trabajando un tiempo en la construcción e incorporación de nuevos conceptos, con la intención de de ofrecer a su clientela cosas diferentes y atractivas.

Angel Hernández con una trayectoria de 24 años siempre ha apostado por Alba de Tormes para sus negocios de hostelería. Sus comienzos se remontan al 'Darkablar', un histórico bar de copas de la noche albense al que continuó el actual 'Mussa Bar', que es desde sus inicios una referencia en el tapeo de la villa ducal.

Precisamente, en 2014,  'La Mussa' estuvo nominada a estos mismos premios como mejor bar de tapas de Salamanca, un premio que recayó finalmente en 'La Fresa'. Por entonces así describía hosteleriasalamanca.es a 'La Mussa': "Uno de los muchos paraísos de la tapa y las tostas que tiene Salamanca se encuentra en Alba de Tormes. La Mussa se caracteriza por una amplia barra de tapas, que van desde la sencillez del salmón a la exquisitez de los boletus con jamón. Calidad y precio forman un maridaje destacado en un local que apuesta por la innovación en la hostelería de provincia, demostrando que hay vida más allá de las Catedrales salmantinas. Además, una amplia carta de vinos, donde no faltan los productos locales, completa una oferta, que ahora que estamos inmersos en los actos del V Centenario de Santa Teresa, bien merece una visita" 

De Alba a la cocina salmantina

Hace dos años, y con la experiencia adquirida en Mussa Bar y con el aprendizaje en la Escuela de Hostelería de Salamanca, Ángel comenzó a trabajar de cocinero en el Restaurante Oroviejo, posteriormente fue segundo Jefe de Cocina en el Hotel Doña Brigida, pasó una larga temporada en Don Fadrique de Alba de Tormes y en septiembre volvió a Restaurante Oroviejo como jefe de cocina. 

Restaurante Oroviejo

Según hosteleriasalamanca.es, Oroviejo es la primera incursión hostelera en solitario del cocinero salmantino Héctor Carabias. Oroviejo se enclava en un establecimiento del siglo dieciocho, antaño residencia del poeta Juan Meléndez Valdés. Gruesos muros de piedra de Villamayor que cuando les refleja  el sol, por su color dan nombre al local, un lagar de vinos, suelos hidráulicos e incluso un pozo de 14 metros de profundidad crean sin duda una ambientación especial.

La propuesta culinaria de Oroviejo abarca dos minutas: una más desenfadada a base de tapas elaboradas, que se degusta en el entorno de la barra y las pequeñas salas próximas a la entrada, y otra carta más formal, servida en el comedor, un cañón abovedado situado al fondo, antigua bodega de la casa.

Algunos de los platos de autor más característicos de OroViejo son el Tuétano asado y patatas chips con "katsuobushi" (bonito seco), el Huevo poché con foie y patatas y su clásico Risotto de boletus con vieira rustida y crujiente de parmesano. Sin olvidarnos de su imnolvidable steak tartare. Asados en horno de leña, ternera de la Valmuza, atún rojo y jamón ibérico cortado a cuchillo completan su oferta, que con el buen tiempo puede también degustarse en su terraza, situada junto al pórtico sur de la Iglesia de San Benito.