Domingo, 19 de noviembre de 2017

Noise. Música o ruido

Desde los inicios de la evolución de la música se han utilizado elementos de la naturaleza para hacer con ellos ritmos y melodías, música.

Pero según quien escuche, la calidad de esas composiciones puede ser agradable o todo lo contrario. Para eso están los gustos.  Pero ahora con el desarrollo de la tecnología se está dando una nueva vuelta de tuerca a lo meramente musical y se ha empezado a plantear, como en todas las épocas históricas, un nuevo concepto de música utilizando todo aquello que tenemos más a mano.  

Noise, es un género musical que introduce el ruido como parte fundamental de una composición. Por lo general carece de escalas musicales y también de ritmo, es decir, no pretende buscar la armonía ni la medida del tiempo, pero sí pretende encontrar una nueva belleza musical.

Como ya hizo John Cage, hace uso de electrodomésticos y sonidos sintéticos, jugando con sus volúmenes y frecuencias, pero esta vez, se lleva al extremo más absoluto con el objetivo de hacer frente al pop, que para estos creadores no es más que ruido.

El origen del noise aparece en 1913 de la mano de una nueva generación, con visión de futuro, de poetas y artistas italianos. El pintor y compositor Luigi Russolo, previsualizó lo que estaba por llegar en el campo musical con sus nuevas y muy ruidosas composiciones como "Serenata per intonarumori e strumenti", creada por un instrumento inventado a tal efecto y consistente en generadores de sonidos acústicos al que le aplicaba regulaciones en las dinámicas de sus frecuencias, fabricando, de este modo, mucho y muy variado ruido.

Otros artistas experimentales de la década de los 70, como Yoko Ono, apoyaron el género, y la reciente música concreta o acusmática reforzaron las ideas y las composiciones, que además con la ayuda del ruido blanco, marrón y rosa, encontraron un ilimitado mundo de sonidos y texturas diferentes a las existentes.

Era arte experimental más que un género musical, y era una expresión en la que la idea en sí tenía más importancia que el talento del intérprete.

Sea como fuere, este arte utiliza el ruido y tiene como función interrumpir la comunicación, por lo que se contradice como idea artística ya que paradójicamente, el propio ruido de la composición entorpece al oyente y le impide comunicarle su mensaje. Todo muy abstracto.

Pero todo parece indicar que el noise tiene como objetivo exteriorizar los sentimientos que abordaban a la humanidad en los momentos de mayor crisis de las etapas más oscuras de la historia, como la II guerra mundial y, visto de esa manera, se puede entender que simboliza a la propia guerra como forma de interrupción de la expresión humana y la comunicación.

Os dejo un ejemplo llamado “To Rococo Rot” (Pantone), que además es de lo más suave que he encontrado.