Jueves, 23 de noviembre de 2017

Cartas de los lectores

Ordenar  España

Como español he tenido un sueño, que como todos los sueños encuentran muchas dificultades en hacerse realidad.

De cómo está hoy España y de cara a un mejor mañana es donde está mi sueño. Ahora ha tenido que actuar el Gobierno como es su deber, por mucho que algunos sospechen que lo ha intentado evitar a toda costa. Y entrara en vigor el artículo 155 de la Constitución imprescindible y complementario con otros artículos de la Carta Magna y del Código Penal, que habrán de aplicarse para restablecer las leyes y el orden en una región española. Donde un cobarde traidor, a traicionado a todos, incluidos sus seguidores ignorantes que no saben si manifestarse contra Rajoy o contra él.

Ha dejado a esa comunidad  sin 1500 de sus mejores Empresas y a las puertas de salir de la Unión Europea. Ha dejado una sociedad dividida, que es la mejor receta del suicidio. Ha hecho más que nadie para acabar con el prestigio de los catalanes. Se ha basado en la mentira por delante, que repetida tantas veces muchos catalanes se la habían creído: que Cataluña y España son enemigos. Cuando desde hace cinco siglos unieron su destino, uniones de sangre, cultura, bienes, victorias y derrotas. Lo malo es que muchos catalanes se lo han comprado y va a serles muy doloroso renunciar a esa compra. Ha pasado mucho y habrá que depurar responsabilidades.

En estos momentos es imprescindible que estén a la altura quienes no lo han estado hasta ahora. A quien le flaqueen las piernas ante lo que viene, que será duro y muy necesario, pero ni mucho menos agradable, debe apartarse y dejar pasó a otros. Si quieren arreglar este problema de una vez por todas y se deje para siempre claro para todas las fuerzas políticas que la ruptura de España no es legítima ni posible. No vale con quitar a una ralea de mediocres como el de la fregona, para que le sustituya otro con escoba. Hace falta una enmienda a los errores que han generado el crimen al que asistimos.

La actitud del Gobierno durante todo este proceso de golpe de Estado, ha sido el triunfo de la esperanza sobre la experiencia.

Ha sido como en una plaza de toros a las cinco de la tarde, sale el toro y da vueltas y vueltas al ruedo manseando en tablas, y el torero con serenidad y valentía, le espera que envista, y cuando se decide a envestir el torero le hace la faena que necesita y le remata como se merece. A pesar de que algún aficionado abucheador no se atreva a bajar a la arena para lidiar el toro mansurrón.

Y a partir de aquí empecé a soñar. Soñé que ante la situación que se encuentra España, el Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos llegaban a un acuerdo de presentar un programa unitario, a modo de emergencia, y enfrentarse los tres unidos a los grandes problemas que hoy tiene España. Esto no es un problema de uno, sino de una terna de tres.

¿Es tan difícil que los tres partidos se pongan de acuerdo para poner en orden este Magnifico País, y solucionar estos problemas tan importantes?..Todo esto soñé, y soñé que era posible esa unión política, pero alguien me susurraba que pasara con los votantes si ellos votan a los suyos y nosotros a los mejores, ¿Quién votara a los otros?...