Domingo, 20 de mayo de 2018

‘El sentido de la vida’, una historia de superación, amistad y amor en Salamanca

Juan María de Comerón, autor de la novela, ha puesto en marcha una web para compartir impresiones con los lectores
Portada del libro con las catedrales salmantinas al fondo / Foto de Lorena Martín

‘El sentido de la vida’ es la primera novela de Juan María de Comerón, un salmantino de 36 años, que combina su pasión por las letras con la que siente por el mundo del derecho.

Se trata de una historia de superación, amistad y amor, protagonizada por una estudiante de la Universidad de Salamanca y que, por lo tanto, se desarrolla en la ciudad charra.

Además, el autor ha abierto un portal en internet, con el fin de facilitar los intercambios de impresiones con los propios lectores (http://juanmariadecomeron.com/).

Sinopsis

Amaya Heredia, es una chica de San Sebastián, que va a estudiar Derecho a la Universidad de Salamanca, buscando sobre todo cambiar de vida.

Allí conocerá el maravilloso mundo universitario, con los amigos que irá haciendo durante el primer curso, que comienza en 2012. Juntos descubrirán Salamanca, tanto su gran ambiente nocturno, como su ambiente diurno, enamorándose de cada rincón de la ciudad. Amaya, se adaptará muy bien al cambio, gracias a las vivencias que tiene cada día, pero sobre todo al conocer a alguien con quien tendrá una historia de amor muy especial.

“El sentido de la vida”, es una novela con la que reirás, llorarás, pensarás, y en definitiva, tendrás cada una de las emociones que sentimos cada día. Si has sido universitario, te verás totalmente identificado, y si no, te entrarán ganas de serlo. Y no solo eso, si alguna vez te has preguntado qué sentido tiene que estemos aquí, puede que en esta historia encuentres la respuesta.

El autor

Juan María de Comerón (Salamanca, 1981), se diplomó en Relaciones Laborales en la universidad de su ciudad natal, y allí ejerce como socio de la asesoría Alonso & Ramos.

Junto a su pasión por el Derecho, está su pasión por las Letras, habiendo escrito varios relatos cortos, y siendo “El sentido de la vida”, su primera novela.

Durante el proceso de edición, nació su primer hijo, trayéndole un libro bajo el brazo, y el comienzo de una nueva etapa, que define de máxima felicidad.

Confiesa estar enamorado de la literatura, de Salamanca y de la vida, siendo fiel reflejo de todo ello esta narración.