Lunes, 11 de diciembre de 2017

Iberdrola incrementa en un 50% el porcentaje de mujeres en su plantilla en una década

El grupo duplica la media de las grandes empresas españolas en cuanto a mujeres en el Consejo de Administración
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán

Iberdrola, tal y como se recoge en su Política de igualdad de oportunidades y conciliación aprobada por su Consejo de Administración, considera que la igualdad entre hombres y mujeres forma parte de los valores esenciales de la compañía.

Así lo ha destacado su presidente, Ignacio Galán, durante su intervención en el Seminario Fuerzas Armadas y Sociedad Civil: la participación de la mujer en la vida profesional, celebrado hoy en Madrid y organizado conjuntamente por Iberdrola y el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (Ceseden).

Galán ha explicado el caso del grupo en relación con la incorporación de la mujer al sector privado. En poco más de una década, ha crecido un 50% el porcentaje de mujeres en la empresa y solo en los dos últimos ejercicios el número de incorporaciones se ha multiplicado por cinco.

El presidente de la compañía ha destacado también la presencia de mujeres en puestos directivos: “Cuando yo llegué a Iberdrola, hace 16 años, había tan solo una directora en la empresa. Ahora lideran áreas estratégicas como el negocio renovable en España o Estados Unidos, la gestión de talento del grupo, la auditoría, las operaciones en Estados Unidos, o la secretaría general en el Reino Unido y Brasil, por citar algunas”.

El máximo órgano de gestión de Iberdrola, su Consejo de Administración, cuenta también con una elevada presencia femenina. De los 14 miembros que lo componen, cinco son mujeres: Inés Macho, Mª Helena Antolín, Samantha Barber, Georgina Kessel y Denise Mary Holt. Además, todas las comisiones del Consejo -Auditoría y Supervisión del Riesgo, Nombramientos, Retribuciones y Responsabilidad Social Corporativa- están presididas por una de ellas y también la consejera coordinadora -lead director- es mujer: Inés Macho.

De este modo, Iberdrola duplica la media de las grandes empresas españolas en cuanto a mujeres en el Consejo de Administración.

El grupo también lleva a cabo diversas actuaciones en Reino Unido y en Estados Unidos para incrementar la presencia femenina en los sectores energético y tecnológico. Es el caso, por ejemplo, de la Women in Renewable Energy Scotland.

También desde foros como la European Roundtable of Industrialists, que reúne a las 50 mayores empresas industriales de Europa, Iberdrola impulsa diversas actuaciones para incrementar el número de mujeres tanto en puestos de liderazgo en las empresas como en sus órganos de gobierno.

Conciliación en Iberdrola

Iberdrola mantiene un firme compromiso con la conciliación entre la vida laboral y personal, que se materializa a través de su Política de Conciliación de la Vida Personal y Laboral e Igualdad de Oportunidades, aprobada por el Consejo de Administración de la compañía en diciembre de 2008.

Ya en 2007 la empresa se convirtió en la primera del Ibex 35 en implantar la jornada continuada durante todo el año. Esta medida, pionera en España, afecta a unos 9.000 trabajadores, cuyo horario actual es de 7.15 a 15.30 horas, con margen de entrada y salida de 1 hora y 45 minutos, de tal forma que los empleados pueden entrar de 07.15 a 09.00 horas (jornada de 7 horas 36 minutos).

Además, los trabajadores cuentan ahora con la posibilidad de anticipar la salida de los viernes a las 14.00 horas, con la condición de hacer 15 minutos más al día de lunes a viernes.

Iberdrola también ha fijado jornadas continuas de operación para atender las necesidades del servicio de las plantas de generación, de la red de distribución y de los parques eólicos. Así, los colectivos tradicionales sujetos a turnos trabajan con jornada partida sólo una de las cuatro semanas del mes, pudiendo disfrutar el resto de la jornada continuada sin afectar a la marcha del negocio.

Este sistema ha demostrado desde su implantación un impacto positivo tanto para los empleados como para la compañía.

Así, desde que se puso en marcha la jornada continuada Iberdrola ha ganado 500.000 horas anuales de productividad. En la comparativa bianual posterior-anterior a la implantación de la jornada continuada se analizaron los índices de accidentalidad y absentismo, comprobándose que se han reducido en un 10%. En este sentido, hay que tener en cuenta que el 25% de los accidentes se producía por las tardes, en las horas posteriores a la comida.

La compañía cuenta con un Manual de Políticas de Conciliación en el que figuran más de 70 prácticas, entre las que cabe destacar, por ejemplo, las siguientes:

  • Reducción flexible de la jornada a cinco horas diarias hasta que el niño cumpla 1 año, sin merma de la retribución fija salarial.
  • Abono del 100% del salario en las bajas por maternidad/paternidad.
  • Permiso retribuido de 15 días naturales antes de la fecha prevista del parto.
  • Ampliación de la reducción de jornada por lactancia a 45 minutos.
  • Ampliación de la reserva del puesto de trabajo a cuatro años en caso de excedencia, tanto para cuidado de hijos como de un familiar hasta el segundo grado, pudiendo acceder a formación profesional.
  • Elaboración de la encuesta sobre el grado de conocimiento y satisfacción de las medidas de conciliación antes citadas.
  • Constitución de una comisión de igualdad de las medidas de conciliación e igualdad de oportunidades.
  • Plan de Formación, que incluye un curso on line en materia de conciliación y una formación específica para los directivos.