Jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Dónde se ven las cinco estrellas de los hoteles?

 

 

Seguramente tendrás que subir a la terraza del último piso para contemplar las estrellas del cielo, porque la verdad es que en algunos hoteles que están catalogados como un cinco estrellas, brillan por su ausencia.

 

 En mi opinión un establecimiento con esta categoría debería de  cumplir unos requisitos mínimos: Buenas y amplias instalaciones, limpieza y  calidad, sobre todo en  los servicios gastronómicos,  con una esperada elaboración, presentación y a punto, pero no se puede olvidar el trato al cliente, entendiendo por cliente no exclusivamente el que abona el evento, también los invitados, que en su mayoría evitarán hacer un comentario sincero para no perjudicar a quien les ha invitado.

 

Estamos viviendo en una sociedad conformista, todo vale, aunque nos den gato por liebre y además si alguna persona se siente insatisfecha y lo manifiesta, se le da la vuelta a la situación y pasa de ser ofendida a ser la persona que ofende con su crítica. 

Un establecimiento que se distinga por su calidad, tiene muy en cuenta todos los errores cometidos para mejorar y crecer y atiende esa reclamación como la persona merece.

 

Ya se sabe que un cliente satisfecho te da cinco nuevos y uno insatisfecho te quita diez, porque lo que más daño hace es la propaganda del boca a boca.

 

En España el sector turístico está siendo la locomotora que tira de la economía, por este motivo se tiene que cuidar y no maltratar. Hay empresarios de este sector, que realizan contratos precarios y repercute en el desagrado de los empleados, que en ocasiones descargan su insatisfacción y rabia con los clientes dando contestaciones desagradables y poco cuidadas. No olvidemos los servicios de los  camareros extras, a los que en su mayoría no les agrada su trabajo, pero que tienen que vivir y pagar sus facturas.

 

Desde estas líneas animamos a todas las personas a que no tengan miedo en dar las opiniones que los establecimientos hoteleros les merecen. 

 

Una sociedad avanza cuando las personas son críticas y no conformistas .