Viernes, 17 de noviembre de 2017
Béjar al día

El Grupo San Gil da respuesta a la entrevista del Alcalde a Béjar al Día

BÉJAR | La asociación cultural apela a su derecho a réplica para hacer público un comunicado que da respuesta a las manifestaciones de Alejo Riñones en la entrevista del número especial de agosto de SALAMANCA AL DÍA

El Bosque de Béjar

Béjar al Día ha recibido un comunicado del Grupo Cultural San Gil, dando respuesta a la entrevista realizada por este medio al Alcalde de Béjar, Alejo Riñones, en la que se le preguntaba sobre su opinión sobre las visitas guiadas que este grupo viene haciendo en paralelo a las realizadas por un empleado municipal en El Bosque.

Apelando a su derecho de réplica, el Grupo cultural San Gil, quiere dar respuesta pública a las palabras que entienden “ofensivas” del Alcalde de Béjar contra esta asociación, publicadas en la entrevista que se incluyó en el especial de verano de este año (nº 21, agosto de 2017), tanto en su versión impresa como digital, “esperando ver publicada esta nota de prensa en su integridad”, aunque anuncian que será remitida a otros medios de comunicación.

La respuesta del Grupo Cultural San Gil y que reproducimos íntegra a continuación, pone de manifiesto que esta asociación viene haciendo visitas guiadas, de forma gratuita, desde 1997, iniciándose en momentos en los que no había ningún empleado municipal realizando ese trabajo “es decir, 20 años antes de que al Ayuntamiento se le ocurriera hacer lo mismo, pero gastando dinero público”. 

EL GRUPO CULTURAL SAN GIL NO QUIERE HACER OIDOS SORDOS A LAS PALABRAS DEL ALCALDE DE BÉJAR

Todos los bejaranos han podido leer las declaraciones del alcalde de Béjar contra el Grupo Cultural San Gil en un número especial veraniego de gran tirada, asociado a un medio digital de nuestra provincia. Preguntado por su opinión sobre las visitas didácticas que nuestra asociación ofrece en el BIC-Jardín Histórico El Bosque, nos acusa de falta de cortesía y hasta de ética, de jugar con un puesto de trabajo (suponemos que se refiere al desempeñado por la persona que atiende las visitas municipales), de cuestionar la profesionalidad de ese trabajador y de pretender dejar en entredicho a las administraciones.

Vamos a responder a estas palabras en un lenguaje que todos puedan entender, incluso el alcalde:

1. Las visitas que ofrece el Grupo Cultural San Gil no son ninguna novedad, pues se trata de una actividad cultural y de divulgación del Patrimonio, enteramente gratuita, que venimos realizando desde 1997, es decir, 20 años antes de que al Ayuntamiento se le ocurriera hacer lo mismo, pero gastando dinero público. Es evidente que quien se ha mostrado descortés aquí es el alcalde, ninguneando descaradamente a quienes llevamos décadas de experiencia en guiar grupos de visitantes.

2. Sorprende que este señor utilice la palabra ética, cuando es público y notorio que desconoce su significado. Lo que no es ético es tratar de enfrentar a la sociedad contra una asociación que, gratis et amore, lleva 25 años defendiendo un Bien de Interés Cultural como El Bosque.

3. Nuestra asociación, junto con la Asamblea Comarcal de Izquierda Unida de Béjar, presentó un proyecto en agosto de 2016 que contemplaba la creación de varios puestos de trabajo en El Bosque relacionados con la apertura y cierre del BIC y con las visitas guiadas; el alcalde ha concentrado esas funciones en un solo empleo, una especie de portero, cobrador y guía que no puede realizarlas simultáneamente, lo que obliga a mantener cerrado El Bosque el 75 % del tiempo anunciado. Es decir, unas condiciones abusivas que ni siquiera favorecen la visita libre del público (no se puede entrar ni salir salvo cuando lo permite el portero, cobrador y guía), excepto los miércoles por la mañana, día gratuito por mandato legal.

4. La persona que ha aceptado estas condiciones laborales mantendrá su empleo en cualquier caso, haya visitas alternativas o no: si alguien puede jugar con su puesto de trabajo es el alcalde, que pone y quita a su antojo y conveniencia. Por cierto, esa persona está sobrecualificada para las funciones que realiza y tiene buenas capacidades de comunicación con el público, el contenido de sus visitas es escueto y se basa en la información disponible, publicada en su mayor parte por el Grupo Cultural San Gil o por sus miembros, así que su profesionalidad sería tan cuestionable como la nuestra.

5. Las visitas que realiza nuestra asociación son un producto cultural distinto, basado en la documentación de archivo, fruto de 25 años de trabajo, y en investigaciones en curso (siempre incluye novedades), tienen un carácter didáctico y se ofrecen de forma gratuita desde el voluntariado. Se han programado para los miércoles por la mañana y los sábados por la tarde, de manera que ambas opciones son perfectamente compatibles. Además, entregamos un folleto divulgativo a cada visitante, igualmente gratuito, y, puesto que muchas personas están interesadas en nuestras explicaciones, contribuimos a que El Bosque tenga más público: ¿hay quien de más?

6. Las administraciones públicas titulares del BIC (Ayuntamiento de Béjar y Junta de Castilla y León) no necesitan ser cuestionadas por nuestra asociación, pues, al menos en lo que se refiere a El Bosque, es muy evidente su inacción e incompetencia. Veamos algunas cifras: El Bosque como villa suburbana de recreo se construyó exactamente entre 1566 y 1583, es decir, en sólo 17 años, mientras que las administraciones llevan ese mismo tiempo para realizar menos de la mitad de las obras de restauración proyectadas (el Plan Director de El Bosque fue redactado para ello en 2000, aprobado en 2001 y con una previsión de obras cuya ejecución tendría que haber concluido en 2009); entre las obras realizadas, algunas muy cuestionables, hay ejecuciones fallidas en las que se ha gastado gran cantidad de dinero público para nada (fugas de agua del estanque, Fuente de la Sábana seca y sin funcionar, elementos ya deteriorados, etc.); en 17 años no han movido un dedo para aprobar una adecuada delimitación del BIC y su Entorno de Protección; tampoco han sido capaces de defender el derecho de aguas que pertenece a El Bosque y los ciudadanos hemos de ver con resignación cómo ciertos particulares roban el agua que debería llenar su estanque; el mantenimiento brilla por su ausencia, con las áreas ajardinadas secas, incompletas o sin podar y nadie parece interesarse por recoger la chatarra en forma de carteles de obra y otros artefactos que afean el lugar, para disgusto de los visitantes. En definitiva, lo que es incuestionable es la desidia e ineptitud de las dos administraciones implicadas, incapaces de comprender los valores y singularidad del BIC e intervenir en consecuencia.

El Bosque se encuentra ahora en peores condiciones que cuando estaba en manos privadas, lo que dice muy poco de nuestro alcalde y de los responsables regionales, pero todo esto se podría enderezar si nuestras "incuestionables" autoridades admitieran que hay personas que saben más que ellos sobre este Jardín Histórico y que están dispuestas a ayudar, si por fin decidieran convocar a expertos en el Consejo Asesor previsto en el Plan Director, pero ya ven, aquí no cabe nadie más que nuestro alcalde: su ego, sus peligrosas ocurrencias y sus palabras necias lo ocupan todo.

En cuanto a nuestras acostumbradas visitas didácticas, ahora que sabemos cuánto molestan al alcalde tenemos un incentivo más para realizarlas. Anímense: miércoles a las 12 y sábados a las 17,45 h. durante el mes de agosto.

GRUPO CULTURAL SAN GIL