Jueves, 17 de agosto de 2017

Desigualdad

195

La jarra de cerveza con limón aplaca mi sed mientras se me calienta la sangre al oír la nueva mentira de estos prebostes que nos tiranizan.

Se desmarca ahora la Comisión Europea asegurando que la crisis ha terminado en España.

Miro a mi alrededor, y veo las mismas caras que ayer, los mismos problemas que ayer, salarios mucho más bajos que los de ayer.

Sigo observando, y reparo en que hay más contratos y menos salario, más mentiras y más hambre. Muchas más miseria que ayer.

Me entran ganas de marcharme de esa Europa que nos miente. Luego, se me pasan. Lo que de verdad quiero es que se vayan ellos, los culpables de la crisis, los que nos engañan, los que nos manejan.

Otro gallo nos cantaría.