Sábado, 18 de noviembre de 2017

"No soy una buena elección como portavoz" (Puente dixit)

De momento es pronto para valorar la labor de Óscar Puente en su faceta de Portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, que hasta ahora viene compatibilizando sin mayores problemas con sus obligaciones como alcalde de Valladolid. Pero de lo que no cabe duda es que periodísticamente Puente es toda una máquina de producir titulares. Mismamente el reproducido arriba, extraído de una entrevista publicada ayer por el digital Huffington Post.

“Probablemente, sea una mala elección como portavoz, porque no soy una persona muy disciplinada, pero Pedro (Sánchez) ya me conoce y esto es lo que hay”, contesta preguntado sobre si le han recomendado que evite afirmaciones políticamente incorrectas. Aunque se advierte un esfuerzo en esa dirección, en la propia entrevista queda claro lo mucho que le cuesta a Puente morderse la lengua. “El Felipe de los años 80 es un referente histórico. El Felipe de 2017 igual no es tan referente”, dice sobre Felipe González.

Pese al buen rollito existente entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, Puente no se priva de meter el dedo en el ojo del primero. “Pablo Iglesias, dentro de Podemos, es de los que tiene menos capacidad de procesar que las cosas han cambiado”. Y al mismo tiempo no oculta su positiva opinión sobre Iñigo Errejón: “No quiero perjudicarle, pero diría que Errejón es una persona que tiene un perfil muy interesante para la izquierda española”.

Tampoco se corta un pelo cuando le preguntan si barones socialistas que apoyaron a Susana Díaz, como Page o Lambán, son recuperables para el nuevo PSOE: “Aquí todo el mundo tiene derecho a rectificar. Si no lo hacen y lo que pretenden es seguir en el cuestionamiento permanente del secretario general, entonces no serán recuperables”.

Muy activo en Twitter durante años, Puente explica las razones por las que, nada más ser elegido Portavoz de la Ejecutiva del PSOE, borró de golpe y plumazo alrededor de 50.000 tuits. “En ellos no había nada realmente interesante. LLevo en Twitter desde 2010 y había tuits decarácter personal y otros que se podían sacar de contexto”, afirma para justificar tan masivo borrado. “Expertos en comunicación me han dicho -añade- que era lo mejor que podía haber hecho”.