Viernes, 28 de julio de 2017

Bajada de sueldo para 22 procuradores, subida de dietas para 59

Carecía de toda lógica que el sueldo de la presidenta de las Cortes fuera inferior en cerca de 3.000 euros anuales al que tenían asignados otros 22 de los 25 procuradores que en la presente Legislatura disponen de dedicación exclusiva en la Cámara (vicepresidentes y secretarios de la Mesa, así como los portavoces titulares y adjuntos de los diferentes grupos parlamentarios).

La Mesa de las Cortes ha puesto fin a dicha anomalía de la forma más presentable, con una equiparación a la baja que fija el techo salarial en el sueldo de la presidenta, que, tras aplicar el 1 por ciento de incremento aprobado para el conjunto del sector público, se sitúa ahora en 70.368 euros anuales. Esto es lo que pasarán a cobrar los 22 procuradores afectados por la medida, en lugar de los 73.331 que les hubiera correspondido con la tabla retributiva hasta ahora vigente. Calculadora en mano, ello supondrá un ahorro de 65.186 euros anuales.

Entiende “El topillo” que se mantiene tal cual la “indemnización” mensual que tienen asignada los 23 procuradores señalados, que en la práctica constituye una especie de complemento salarial (eso sí, exento del IRPF) con dos niveles diferenciados. Los 6 miembros de la Mesa y los portavoces titulares de los cinco grupos parlamentarios perciben por dicho concepto 1.800 euros mensuales, en tanto que los 12 portavoces adjuntos complementan su nómina con 1.440 euros.

Realizada las sumas correspondientes, el techo retributivo de los 11 primeros (4 del PP, 2 del PSOE. 2 de Podemos, 2 de Ciudadanos y el único de IU) alcanza los 91.968 euros brutos anuales, mientras que el de los 12 restantes (5 PP, 4 PSOE, 1 de Podemos, 1 de C´s y el de UPL) queda fijado en 87.648 euros. Aparte de los 23 señalados, hay otros dos procuradores con dedicación exclusiva, ambos del grupo socialista, que tienen asignada una remuneración anual total de 57.331 euros.

Pero no toda la revisión ha sido a la baja. Al mismo tiempo la Mesa ha decidido incrementar la cuantía de las dietas que compensan la labor de los 59 procuradores sin dedicación exclusiva, que permanecía congelada desde el año 2.006. De suerte para ellos que a partir del 1 de agosto el importe de dicha dieta pasa de 180 a 220 euros/día por asistencia a sesión de pleno o comisión. Con lo cual los 65.186 euros ahorrados en los sueldos de unos pasan a engrosar las dietas de otros y todo se queda en casa. O como diría José Mota, las gallinas que entran por las gallinas que salen…